Aceite de nuez de macadamia

Nuez de macadamina, Australia.

¿De dónde se obtiene el aceite de nuez de macadamia?

El aceite de nuez de macadamia se obtiene del fruto del árbol de macadamia de una altura media suele rondar entre 8 metros a 12 metros. Crece bien en climas tropicales, sin embargo no soporta las heladas.

De flores blancas o rosácea pasaran a convertirse en almendra portadora de aceite. Es uno de los frutos secos con más contenido en grasa alrededor de un 73%.

El árbol de macadamia es originario de Australia el principal productor mundial de este fruto, y también de aceite de nuez de macadamia. Otros países donde se cultiva son Estados Unidos, México, Guatemala, Costa Rica, Ecuador, Sudáfrica y Kenia.

La nuez de macadamina, tiene forma esférica de color blanco con sabor dulce-afrutado, de olor delicado más bien agradable. La nuez de este árbol se puede consumir después de su cosecha, el cual es muy nutritivo.

El método utilizado para obtener aceite va a definir sus cualidades, el mejor de todos es el aceite extra virgen, que se obtiene por presión en frio de la nuez sin someterlo a calor y sin aplicarle productos químicos.

En cuanto al precio de las nueces de macadamia suelen estar a 7,25€ los 250g envasadas al vacío en una tienda online.

¿Cuál es la composición de la nuez y del aceite de nuez de macadamia?

La principal fuente nutritiva se localiza en sus ácidos grasos entre los que se encuentran:

  • Ácido palmítico alrededor de un 8%.
  • Esteárico un 3%
  • Ácido oleico entre un 40% a un 55%.
  • Palmitoleico de 20% a un 30%.
  • Ácido linoleico 2%.
  • Además contiene un alto contenido en vitaminas del grupo B.
  • vitamina E
  • Minerales selenio, fósforo, calcio y hierro.

En menor cantidad también se encuentran otros ácidos grasos esenciales como araquidico

Propiedades del aceite de nuez de macadamia.

La composición química formadora del aceite de nuez de macadamina le proporciona buenas propiedades para cuidar y tratar la piel, siendo un aceite de absorción rápida. Entre sus propiedades más destacables se encuentran: entre otros.

  • Calmante.
  • Suavizante.
  • Para pieles secas, muy secas o agrietadas.
  • Buen suavizante cutáneo.
  • Magnífico protector dermico.
  • Excelente efecto nutritivo.
  • Ideal para pieles maduras.
  • Está indicado para todo tipo de pieles.
  • Apropiado para cabello estropeado, seco o teñido.

Las personas alérgicas a los frutos secos, siempre consultarán con el profesional de la salud antes de utilizarlo.

Es un aceite fluido, ligero, ideal para pieles maduras, secas o muy secas, agrietadas a las que aporta compuestos nutritivos para conservar una piel sana con luminosidad y en condiciones óptimas de hidratación.

Grandes cantidades de nueces de macadamia para hacer aceite de nuez de macadamina.
Cosecha de nuez de macadamia.

Beneficios del aceite de nuez de macadamia.

El aceite de nuez de macadamia se puede consumir por ser apto para uso alimentario.

Es cosmética es un aceite especialmente nutritivo, buen estimulador de la microcirculación, cicatrizante, dermoprotecor. Devuelve la elasticidad a las pieles ásperas o con tendencia a formar arrugas.

¿Para qué sirve el aceite de nuez de macadamia?

La nuez de macadamia es uno de los frutos más ricos en grasa vegetal contiene alrededor de un 73%, es mucho para una oleaginosa.

La composición de este aceite tiene cierta relación con el de oliva, por lo tanto sus ácidos grasos son buenos para corazón. Debido a los beneficios que aporta para la salud se utiliza para acompañar alimentos y aderezarlos.

Por vía tópica se emplea en compuestos cosméticos aprovechando sus efectos para tratar la piel, de hecho es ideal para pieles estropeadas, deshidratadas y desnutridas y con grietas. Además recupera y mejora la salud de la piel.

Con el aceite de nuez de macadamina se elabora:

  • Cremas antiarrugas, nutritivas e hidratantes.
  • Emulsiones.
  • Serum faciales, contorno de ojos y capilares.
  • Mascarilla y acondicionador capilar.
  • Champú, gel y jabones.

Uso alimenticio del aceite de nuez de macadamia.

El aceite de nuez de macadamia no es muy conocido en todas las cocinas, aún siendo un buen aliado para la salud cuando se incluye en la dieta.

Se debe tener en cuenta, es un aceite bastante sensible a temperaturas altas, por lo que no es recomendable realizar fritos con él, por medio del calor pierde muchas de sus propiedades y no merece la pena.

Se puede usar para aliños en frio como ensaladas o para elaborar salsas. En la industria alimenticia se usa, en la elaboración de helados, confitería, turrones, aperitivos, chocolate y yogures.

El consumo de este aceite vegetal puede ser un gran aliado para disminuir los niveles de colesterol en sangre, facilitar la circulación, es un buen compañero para el corazón, contra la arteriosclerosis y arritmias.

El aceite de nuez de macadamina esta en el ranking de los productos de alta cocina o gourmet. Se ha de tener en cuenta, que no todas las nueces de las diferentes especies del árbol de macadamia son comestibles algunas especies de este árbol dan frutos tóxicos.

El aceite de nuez de macadamia para la piel.

No es un aceite de uso generalizado en la elaboración de productos industriales cosméticos, aún teniendo en cuenta que esta especialmente indicado para tratar la piel madura, ya sea de forma pura o formando parte de la composición de cosméticos.

Dentro de sus propiedades destaca la capacidad de conceder elasticidad a la piel flácida y con tendencia a desvitalizarse.

Los ácidos grasos que le componen son muy afines al manto protector de la piel, esto unido a su elevado contenido en vitamina E, le confiere propiedades suavizantes y calmantes.

Es un aceite fluido de fácil absorción evitando el macerado en la superficie de la piel, mejorando la regeneración dermica. Para mejorarlo se puede combinar con aceite de caléndula, por ser este un excelente cicatrizante.

Está especialmente indicado para aplicar en pieles sensibles, delicadas, frágiles, desquebrajadas, secas o muy secas, atópicas, para estrías del embarazo, piel madura y antiarrugas.

Contribuye a recuperar la piel dañada cuando esta ha recibido agresiones externa, reduce las arrugas, nutre la piel reseca por la pérdida de hidratación.

Además en manos y cutis mitiga levemente las manchas ocasionadas por la edad.

Se puede utilizar mezclado con sal como exfoliante, para las más atrevidas con posos de café para una exfoliación corporal ¡Qué piel queda!.

Tiene uso terapéutico destinado a reducir las cicatrices, el eritema solar y tratar pequeñas quemaduras por su acción calmante y cicatrizante.

Aceite de nuez de macadamia para el cuidado del contorno de ojos.

Como serum de contorno de ojos, reduce las ojeras y mejora el estado de las arrugas. Combina muy bien con aceite de aguacate y semilla de uva. También lo podemos mezclar con la crema de contorno de ojos que utilicemos normalmente.

Aplicación práctica del aceite de nuez de macadamia como antiarrugas.

Hacer un serum mezclando la mitad de aceite de sésamo y la otra mitad de aceite de nuez de macadamia, aplicar con el cutis ligeramente humedecido, alrededor del contorno de ojos, sobre las arrugas de la frente y la comisura de los labios, produce un efecto alisador y renegador tras un uso constante.

El aceite de nuez de macadamia aplicado en la piel seca, irritada y sensible va muy bien, pues la hidrata y esta queda con más elasticidad.

Es un aceite bastante adecuado para elaborar productos cosméticos naturales caseros libres de sustancias químicas, asimismo enriquece los cosméticos o productos de higiene personal.

Los aceites con los que mejor combina bien son:

  • En hidratantes de día, con aceite de sésamo, aceite de coco, argán y aceite de camelia.
  • Para cremas nutritivas de noche cártamo, aguacate, aceite de onagra por sus propiedades y rosa mosqueta.
  • Simplemente se puede usar como único aceite en la elaboración de cremas tanto de día como de noche.

Piel de una chica joven.

También es adecuado para eliminar del rostro el maquillaje y la suciedad acumulada durante el día. Limpio el cutis a continuación aplicar un tónico o hidrolato y usar nuestra crema habitual.

Es uno de los aceites base idóneos para realizar masajes, también se suele usar como vehículo transportador de aceites esenciales.

Los aceites esenciales no se pueden utilizar directamente sobre la piel, necesitan de aceites vegetales en su aplicación.

Es un buen ingrediente para elaborar bronceadores, cremas hidratantes, serum, lociones, cremas nutritivas para tratar pieles secas y antiarrugas.

Es un aceite que mantiene bien la hidratación, se puede administrar en pequeña cantidad a cutis mixtos, con líneas de expresión marcadas o con tendencia a conformar arrugas.

Por otro lado, no es recomendable usar el aceite de nuez de macadamia en pieles con tendencia a tener acné, ni para aquellas que son propensas a la grasa, tampoco es apto para pieles jóvenes-adolescentes.

Cuidados del aceite de nuez de macadamia para el cabello.

Este aceite presenta gran afinidad con el cabello porque comparte propiedades parecidas con él, por otro lado favorece la eliminación de la caspa, ya sea grasa o seca.

El aceite de nuez de macadamia, concede al pelo más resistencia, hidrata los cabellos secos, ideal para aquellos que tienen tendencia a erizarse y además es muy apropiado en la hidratación de uñas.

También se incorpora como materia prima en preparados para calmar la irritabilidad del cuero cabelludo. Proporciona hidratación desde la raíz hasta las puntas.

Este aceite vegetal facilita el peinado tanto en cabellos naturales como teñidos además:

Para cabellos lisos, al ser un aceite que se absorbe con facilidad ayuda a mejorar el cabello a corto plazo, ya sea este seco o desquebrajado. Aplicado sobre el cabello liso facilita el alisado dándole un aspecto sedoso.

En cabellos rizados, es conseguir un rizo perfecto, definido sin que tienda al encrespamiento no es tarea fácil. En cabellos rizados define perfectamente el rizo.

Si a nuestra mascarilla capilar casera le incorporamos un 2% de colágeno el resultado es fantástico.

Personalmente lo he utilizado y posiciono el aceite de nuez de macadamia como un extraordinario aceite lleno de virtudes de absorción ligera. Es uno de mis aceites básicos para elaborar cremas hidratantes y nutritivas, además cuando hago cremas caseras, no olvido incorporar un extracto, ya sea de centella asiática, té o ginkgo biloba, todos naturales hechos por mí.

Bibliografía:

El jabón artesanal, aceite de nuez de macadamia.

Pranarom, macadamia vegetal bio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *