Ingredientes en la cosmética natural casera

Ingredientes en cosmética natural casera.

Ingredientes en productos cosméticos

Ingredientes en la cosmética natural casera. El Reglamento (CE) nº 1223/2009 del Parlamento Europeo del Consejo de 30 de noviembre de 2009 sobre productos cosméticos. En su art 2.a define producto cosmético: “toda sustancia o mezcla destinada a ser puesta en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y mucosas bucales, con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir los olores corporales”.

Los productos cosméticos pueden tener certificación ecológica y natural.

BDIH es la federación de empresas industriales y comerciales farmacéuticas, una entidad certificadora, de complementos alimenticios, dietéticos y cosméticos, fue creada en 1951.

ECOCERT es uno de los organismos más exigentes en la regulación comercial europea de productos cosméticos.

Diferencias entre el Logo Bio y el logo Eco

El Logo Bio:

significa que al menos el 95% de los ingredientes son naturales o de origen natural de los cuales:

Debe contener al menos un 10% de ingredientes derivados de agricultura biológica.

Ingredientes de síntesis: el contenido no puede superar el 5%.

Ingredientes certificables el 95% como mínimo de ingredientes 95% a de provenir de agricultura biológica.

Logo Eco: 

indica que los ingredientes que lo conforman al menos un 95% son de origen natural o son naturales, de los cuales:

Un 5% como mínimo proviene de agricultura biológica.

El 50% como mínimo de los ingredientes que lo conforman y certificables proceden de agricultura biológica.

El 5% como máximo debe proceder de ingredientes de síntesis.

Un Poco de historia

Los productos cosméticos se utilizan diariamente en el cuidado e higiene personal. En realidad, están diseñados para mejorar la apariencia e infundir confianza, se utilizan para oler bien y sentirse bien. Por lo que es un hecho, que desde tiempos pasados el hombre los ha utilizado.

A lo largo de la historia el hombre ha empleado recursos naturales para el cuidado de la piel de forma empírica, principalmente se ha basado en usos tradicionales.

En Roma se elaboraba una crema facial con higo, avena, plátano y agua de rosas. El aceite de oliva se empleaba para eliminar arrugas y hacer limpiezas de la piel.

En los países mediterráneos el aceite de oliva ha sido un recurso natural de belleza y limpieza. En España con el aceite de oliva usado se elabora un buen jabón y en Marsella también se hace el mismo jabón al que se le añade lavanda.

El interés por cuidar y mantener el buen estado de la piel en sectores mayoritarios de la sociedad, no se remonta a tiempos lejanos, en la actualidad la demanda de especies vegetales seleccionada ha aumentado.

La piel el órgano más externo y el más grande del cuerpo humano

La piel es un tejido externo formado por dos capas distintas: la capa más externa denominada Epidermis y la interna Dermis. La piel es un órgano que interviene en un gran número de funciones filológicas, muy cohesionado con la adaptación del cuerpo humano con el medio ambiente y puede ser un indicativo de algunas enfermedades.

Forman una capa protectora contra agentes externos: las glándulas sebáceas, el sudor y la descamación de la piel.

Piel seca por falta de hidratación

Se define como una piel con una “apariencia seca”.  La piel seca cursa  con disminución de agentes protectores que pueden ocasionar la deshidratación.

Eudérmica o piel normal

La piel normal es poco frecuente, por lo que es difícil de encontrar. Este tipo de piel la puede tener un niño.

Piel grasa

Necesita un mantenimiento básico de limpieza dirigidos a eliminar el exceso de grasa y la apariencia brillante. Se caracteriza por tener un poro grande y una piel gruesa.

La piel grasa puede instalarse en los años de la adolescencia o prolongarse durante toda la vida.

Pieles agrietadas y quebradizas

Agentes externos como el sol, el viento y el frio puede ocasionar disminución de la producción de sebo. Esta pérdida de grasa puede generar más pérdida de agua de lo habitual.

La falta de agua ocasiona una piel agrietada seca y descamada.

Piel sensible o piel reactiva

Las características de este tipo de piel determinan su sensibilidad y reacción a determinados agentes externos como el frio, calor, viento, contaminación o a otros factores químicos.

Este tipo de piel casi siempre presenta tirantez y tiene cierta tendencia al enrojecimiento.

La piel sensible o reactiva requiere cuidados continuos protectores del envejecimiento prematuro.

Primer paso para una piel cuidada, los limpiadores faciales

La primera norma básica de cuidado de la piel es la higiene, ya que es un tratamiento de cuidado para mantenerla sana.

El lavado diario con agua y algún producto suave nos ayudará a eliminar las células muertas, además de los contaminantes ambientales, el sudor o la grasa son tendentes a depositarse sobre la piel, por lo que se ocasiona la necesidad de eliminarlos.

Las pieles maquilladas necesitan incidir más en la limpieza, por eso deben usar cosméticos con propiedad limpiadora.

Tónicos faciales segundo paso para cuidar la piel

El primer paso de higiene de la piel es la limpieza, el segundo paso es aplicar un tónico como complemento de limpieza.

Con la aplicación de un tónico se elimina los restos de productos limpiadores que queden en la piel, proporcionando suavidad, y como su nombre indica, tonificando para el siguiente tratamiento.

Emulsiones o cremas hidratantes y nutritivas

Existe una clara diferencia entre productos cosméticos nutritivos e hidratantes.

Los cosméticos nutritivos aportan compuestos o principios activos similares a los de la piel. Están formados por una fase acuosa y otra oleosa. La proporción de esta fase que supeditada al tipo de piel a la que vaya destinado.

Tanto la cosmética convencional como la cosmética natural ofrece una gama amplia de productos destinados al cuidado del contorno de los ojos, cuello, cremas antiarrugas, cremas o emulsiones reafirmantes, en realidad, una amplia oferta de productos.

Cosméticos hidratantes, tienen una fase acuosa y otra oleosa, son de gran relevancia porque mantienen el agua de la piel formando una película protectora que reduce la pérdida de agua.

Otra función a tener en cuenta es que aportan agua.

Algunos ingredientes cosméticos o principios activos no son recomendables usarlos durante el día, a causa de su sensibilidad a determinados factores ambientales.

Mascarillas para el rostro

Las mascarillas son mezclas de ingredientes activos que se aplican sobre el rostro, bien, de forma directa o con una gasa. Al aplicarse sobre la piel, de forma escalonada se va evaporando los ingredientes líquidos y al endurecerse moldean la piel o el rostro.

Jabones y cremas de afeitar

Cuando el afeitado se realiza con cuchilla el enjabonado es la fase previa al afeitado.

El enjabonado se puede realizar con productos en aerosoles, con cremas o en barra. La industria convencional cosmética ofrece una amplia variedad de formas de jabón.

Cosméticos para después del afeitado

La acción de afeitar puede ocasionar irritación en la piel, ya sea por el uso de cuchillas o de jabones. Generalmente los productos para después del afeitado se presentan en forma de lociones.

Algunas plantas calman la piel irritada después del afeitado como es la caléndula, la manzanilla o el hamamelis. Estas plantas se aplican en forma de infusión hechas en casa con agua destilada o en hidrolatos.

Aceite de baño y aceite para después del baño

A estos líquidos oleosos se le añade perfumes y colorantes para hacerlos más atractivos, además tienen la función de perfumar el agua del baño ejerciendo una ligera acción emoliente sobre la piel.

Los aceites corporales para después del baño tienen la función de mejorar la sequedad, y dar más elasticidad a la piel.

Se aplican con la piel ligeramente húmeda con un ligero masaje facilitando la absorción por la piel.

Los aceites vegetales son una buena elección para hidratar y mejorar el estado de la piel corporal después del baño.

Los aceites vegetales más usados son; el aceite de almendras, aceite de hueso de albaricoque o aceite de nuez de macadamia entre otros.

Geles de baño limpian la piel

Los geles de baño se diseñan para limpiar la piel de suciedad, son sustitutos del jabón. A estos productos en cosmética natural se les añade algún perfume para que sea más atractivo al sentido del olfato, un color agradable, algún extracto de plantas y algún compuesto para no resecar y dar suavidad a la piel.

En realidad, no es necesario utilizar perfumes o colorantes porque ni el perfume ni el colorante porque no aportan propiedades al productos cosmético.

Otros productos utilizados para darse un baño de espuma son parecidos a los geles de baño.

Productos contra la celulitis o piel de naranja

A la celulitis también se la conoce como piel de naranja. La celulitis con frecuencia va acompañada de una acumulación de tejido adiposo en zonas localizadas y que no distingue entre personas delgadas o con peso normal.

El acumulo de grasa subcutánea es más frecuente en mujeres que en hombres.

A nivel estético se trata la celulitis leve. Los resultados positivos contra la celulitis leve tardan en manifestarse.

La piel del cuello

El cuello es propenso a ser uno de las primeras partes del cuerpo a formar arrugas y, por lo tanto, a envejecer prematuramente, debido a que es muy fina y porque mantiene una larga exposición a agentes ambientales durante toda la vida.

Bibliografía:

Aburjai T., Natsheh FM. Plants Used in Cosmetics. Phytothe-Res 2003.

Carrau MJ, Gimeno M, Ibañez O, Organero A, Rey P. plantas limpias, Métode 2010.