Minerales

¿Qué son los minerales?

Los minerales son elementos químicos que resultan clave para las funciones vitales del organismo, tanto los que se encuentran en los alimentos a concentraciones macro, como los minerales que se localizan en cantidades trazas.

Algunos de los minerales son esenciales para la vida, su deficiencia en el organismo puede provocar alteraciones que desaparecen cuando se aportan.

Los minerales en el organismo realizan funciones estructurales y reguladoras. En los huesos y dientes forman parte de su estructura, regulan la permeabilidad capilar, el equilibrio ácido-base y la presión osmótica y gradúan la transmisión neuronal.

Los minerales al igual que las vitaminas no aportan energía al organismo, la mayoría de los minerales necesarios se encuentran en la dieta, y constituyen alrededor de un 4% del peso corporal total.

Clasificación y tipos de minerales.

Los minerales se clasifican en función de las necesidades que tiene el organismo de estos oligoelementos. Para determinar su clasificación se diferencian en elementos principales o macrominerales y microminerales o minerales traza.

De los macrominerales se necesita 100 mg/día o más, algunos autores les denominan “elementos mayores” son:

  • Calcio (Ca).
  • Fósforo (P).
  • Sodio (Na).
  • Potasio (K).
  • Cloro (Cl).
  • Magnesio (Mg).
  • Azufre (S).

Los elementos microminerales se necesitan en cantidades de unos mg/día y estos son:

  • Hierro(Fe).
  • Cobre (Cu).
  • Cromo (Cr.).
  • Yodo (I).
  • Zinc (Zn).
  • Selenio (Se).
  • Molibdeno (Mb).
  • Fluor (F).
  • Manganeso (Mn)
  • Cobalto (Co).
minerales, clasificacion legumbres
Las legumbres por lo general son muy ricas en minerales.

Existen otros minerales que se encuentran en el organismo y que son aportados a través de los alimentos y que su esencialidad no está demostrada, estos elementos son:

  • Estaño
  • Silicio.
  • Níquel.
  • Vanadio.

¿Cuántos y tipos de minerales?

Los minerales importantes para el cuerpo humano se obtienen de las fuentes alimentarias, tanto de los alimentos de origen vegetal como animal. En algunas zonas el agua es rica en algunos minerales como yodo, flúor o cobre.

Los minerales contribuyen en forma vital al crecimiento y mantenimiento de la salud del organismo.

Los minerales principales son siete.

Calcio.

Constituye los dientes y los huesos, interviene en la coagulación sanguínea. La principal fuente es la leche y derivados como el queso y yogur, la mantequilla no tiene el mismo aporte que estos alimentos.

También contienen calcio las legumbres, los frutos secos, aunque su nivel de absorción es menor. Otras fuentes son el pescado sobre todo las espinas y en menor cantidad las verduras, carnes y frutas.

Fósforo.

Este mineral y su metabolismo esta íntimamente ligado con el calcio, también forma parte de huesos y dientes, además tiene numerosas funciones siendo un componente importante de los ácidos nucleicos

El fósforo es el segundo mineral más abundante del cuerpo humano representa el 22% del total de los minerales.

Las principales fuentes dietéticas portadoras de fósforo son las carnes, pescados, huevos, leche, yogures y queso.

Sodio.

Este mineral es el determinante del volumen extracelular, representa el 90% del total de cationes, y es el responsable del mantenimiento de la presión osmótica. El sodio es necesario para la transmisión del impulso nervioso.

En la dieta su gran aporte se localiza en la sal común, aunque es un mineral que se encuentra en todos los alimentos.

Potasio.

Es el principal catión del líquido intercelular. compone el 5% del contenido total de los mineral

El potasio al no ser retenido por el riñón este se excreta por la orina.

Este mineral realiza una función importante en la fisiología cardíaca, en la del músculo esquelético y en el sistema nervioso.

El potasio aparece distribuido ampliamente en muchos alimentos de consumo habitual, salvo grasas, aceite y alcohol.

minerales alimentos para niños
El plátano es muy rico en potasio. Esta fruta es ideal para niños.

Cloro.

Su forma habitual en el organismo es en forma de cloruro. Contribuye al mantenimiento del equilibrio ácido-base y del salino e hídrico.

Se encuentra en todos los alimentos ya que forma parte de los líquidos intracelulares y extracelulares. Junto con el potasio y el sodio a estos minerales se les denomina electrólitros.

Los alimentos ricos en cloro son; tomate, apio, centeno y aceitunas

Magnesio

El 60% del magnesio se encuentra en el hueso junto con el calcio y fósforo, el 26% en el músculo, también se halla en los tejidos blandos.

El magnesio es el segundo catión intracelular detrás del potasio.

Los cereales completos y sus complementos son una fuente rica en este mineral, también los frutos secos, legumbres, frutos y verduras.

Azufre.

Los adultos contienen azufre en forma de dos aminoácidos esenciales: metionina y cisteína. El organismo necesita aportar azufre mediante la dieta, ya que interviene en la síntesis de colágeno, forma parte de las vitaminas del grupo B, en el cartílago y la piel se encuentran cantidades relativamente elevadas.

Los alimentos con mayor contenido en azufre son las legumbres, queso, ajo, cebolla, frutos secos, y la carne roja.

Minerales traza.

De diez minerales traza sus funciones son bien conocidas en el organismo y nueve han sido clasificados por los RDA.

Hierro.

Las funciones de este mineral son vitales para el organismo y para ello se necesita una cantidad muy pequeña. El hierro es indispensable para la formación de hemoglobina, también está presente en enzimas que participan en el metabolismo energético.

La reserva principal de hierro se encuentra en un compuesto llamado ferritina, el cual se encuentra en el hígado, bazo y médula osea. El déficit de hierro causa anemia.

Cobre.

El principal sitio de almacenamiento del cobre es el hígado, aunque también se encuentra en cerebro y riñones. Junto con el hierro interviene en la formación de hemoglobina, glóbulos rojos y diversas encimas. Además favorece la utilización de hierro.

El cobre lo contienen muchos alimentos. Son fuentes importantes de cobre el pescado, los crustráceos, en especial las ostras. Destaca por su contenido el hígado, los riñones, los frutos secos sobre todo las nueces, además del chocolate y los vegetales verdes.

Cromo.

A los adultos se les puede contabilizar alrededor de 4 mg a 6 mg de cromo en el organismo, concentrándose en en riñón, hígado, bazo, corazón, páncreas y hueso. El cromo potencia la acción de la insulina.

Las fuentes alimentarias del cromo son las carnes, pescado y cereales de grano entero.

Yodo.

En el cuerpo humano actúa su forma iónica llamada yoduro. Su función es intervenir en la formación de hormonas tiroideas.

Las fuentes alimentarias más importantes en yodo son; los pescados marinos y los crustráceos. La leche, los huevos y vegetales pueden contener yodo, y su cantidad va a depender de la presencia de yodo en el suelo.

Zinc .

Este oligoelemento interviene en el crecimiento y desarrollo de los órganos sexuales. Participa para mantener el sentido del gusto y el olfato. Actúa para permitir un adecuado funcionamiento del sistema inmune.

Se encuentra en la mayoría de los alimentos, fundamentalmente en los de origen animal, carnes, arenques, ostras, en la leche y huevos.

tipos de minerales, que son los minerales
Los minerales como las vitaminas son imprescindibles para el buen funcionamiento del cuerpo humano.

Selenio.

Este oligoelemento forma parte de la encima glucatión peroxidasa que protege a las biomembranas de la oxidación destructiva.

Su interacción con la vitamina E se cree que actúa como agente anticancerígeno, al comportarse como antioxidante impidiendo la formación de radicales libres.

Se encuentra en carnes, mariscos, aves y nueces.

Molibdeno.

La importancia de este oligoelemento es que es esencial para varias encimas. Este mineral se encuentra en pequeñas cantidades en el organismo.

Las principales fuentes alimentarias son las legumbres, leche, cereales enteros y las verduras de hoja verde.

Flúor.

La cantidad presente en el organismo es pequeña principalmente se encuentra en dientes y huesos

Manganeso.

El flúor que se ingiere por medio de los alimentos es bastante escaso, dado que su concentración en muy poco significativa.

El manganeso interviene en el metabolismo de grasas e hidratos de carbono, en la producción de órganos sexuales, la presencia de vitamina E es necesaria para su utilización.

Se encuentra en la carne, nueces, patatas, cereales enteros, nueces y verdura de hoja verde.

Cobalto.

El cobalto forma parte de la vitamina B12, siendo imprescindible para la maduración de eritrocitos.

Los alimentos con contenido en este oligoelemento son; almejas, pescado, carnes rojas, legumbres, cerezas, cereales enteros, avellanas, nueces y almendras.