Aceite de sésamo o ajonjolí

Aceite de sésamo.

¿Qué es el aceite de sésamo o ajonjolí? Características generales.

El aceite de sésamo se extrae de las semillas de sésamo o ajonjolí que forman parte de los cultivos más antiguos que se conocen. De hecho en el interior de las pirámides de Egipto, se han encontrado dibujos de estas semillas. En la antigua Grecia celebrando fiestas ya se elaboraba panecillos. Además le daban utilidad a las semillas y al aceite para tratar determinadas dolencias.

El aceite de sésamo se extrae de las semillas maduras de la planta de sésamo o ajonjolí. Su nombre científico es Sesamum indicum, pertenece a la familia de las Pedaliáceas, es una planta anual.

Se piensa que esta planta tuvo origen en África, para después extenderse por Asía. Fueron los portugueses quienes lo introdujeron en América. En la actualidad se cultiva en todos los continentes.

Los países con mayor producción de aceite de sésamo son India, China y México.

La planta Sesamum indicum, suele tener una altura media-alta puede llegar a medir de 1 a 1,5 metros. La altura de la planta tiene relación directa con la humedad del suelo y del ambiente, la temperatura y el aporte de nutrientes que haga la tierra a la planta.

Es una planta con raíz central que se va ramificando, de tallo único con o sin extensiones de hojas que tienen forma de lanza. Las hojas se situaran de forma opuesta entre ellas, con flores de diferentes colores desde el blanco al malva.

¿Cuáles son las propiedades de las semillas de sésamo o ajonjolí?

La semilla de Sesamum indicum, es una leguminosa comestible, de diferentes colores blanco, gris y negra en la parte externa. El tamaño de la semilla es pequeño. Para ser esta semilla tan chica reúne muchas propiedades.

La semilla de sésamo o ajonjolí es algo grasa en su composición, la mitad de ella es aceite, algo más de un 30% proteínas, también se encuentran algunos carbohidratos, cierto contenido en fibra, mucilagos y minerales.

De las semillas negras se extrae un buen aceite para tratar el cabello. Existen diferencias de calidad entre la semilla negra, gris y blanca. La mejor semilla por la excepcional composición química es la semilla negra.

La semilla negra es un buen antiinflamatorio mejorando las contracturas musculares. Como ingrediente que forma parte en la elaboración de formulas magistrales dermocosméticas, tiene un efecto iluminador cutáneo y disminuye las arrugas de expresión.

Las semillas grises son de calidad media. Es una buena semilla para extraer aceite con un nivel de calidad también excelente.

Las semillas blancas sirven para obtener harina y elaborar alimentos.

Semillas de sésamo.
Las semillas de sésamo se presentan en numerosas variedades, la más indicada para cosmética es la negra.

¿Cuáles son las características del aceite de sésamo o ajonjolí?

El aceite de sésamo se obtiene por presión en frío de la semilla madura y molida de la planta Sesamum indicum, después se lleva a cabo el filtrado del aceite.

De esta forma se consigue un aceite virgen conservando las propiedades naturales de la semilla. De color amarillo algo dorado, de sabor característico e inconfundible. El grado de acidez en el aceite de sésamo virgen es bajo.

Si al aceite de sésamo se le somete a un método de refinado puede ser físico o químico, el resultado es un aceite de sésamo, de color amarillo algo más claro que el aceite virgen.

Con el proceso de refinado el aceite puede disminuir el sabor que lo identifica, su olor natural y valor nutritivo. El contenido de antioxidantes y número de trigliceridos. Aún así es un buen aceite.

El aceite de sésamo mediante el proceso de refinado puede perder cierta cantidad de carotenos, en contraposición mantendrá un buen número de antioxidantes.

Las propiedades más destacables de este aceite son:

  • Tiene un perfil lipídico. Esto es que la mayor cantidad de ácidos grasos los representa el ácido linoleico y ácido oleico son esenciales para la vida, además la presencia de estos ácidos en el aceite es igualitaria.
  • Alto contenido en vitaminas liposulubles. Estas son la vitamina A, E, D y K.
  • Alto contenido en minerales. Especialmente el zinc, calcio, magnesio y hierro.
  • Además contiene lignanos en la parte insaponizable estos son la sesamina y sesamolina. La cantidad presente en el aceite de sésamo tanto de la sesamina como de sesamilina son prácticamente iguales.

El consumo de estos aceites son beneficiosos para la salud por su riqueza en ácido grasos y los demás compuestos químicos. Estos aceites son los más adecuados para iniciar algún tipo de dieta de adelgazamiento.

El aceite de sésamo o ajonjolí es un aceite interesante para la salud, en su composición se ha aislado fosfolipidos y licitina, estas sustancias hacen que sea un aceite adecuado para mantener el colesterol dentro de los valores normales establecidos.

La presencia de fosfolipidos y licina refuerza la memoria. En algunas enfermedades mentales los niveles de fosfolipidos desciendan. Es un aceite susceptible de incluir en la dieta de las personas mayores.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de sésamo o ajonjolí?

Los beneficios que presenta son los siguientes:

  • Controla los niveles de colesterol aproximándolos a valores normales.
  • El alto contenido que tiene en ácido grasos ronda el 80% hace que tenga un efecto positivo en enfermedades coronarias.
  • Los fosfolipidos y licina que lo componen fortalecen la memoria. El aporte de fosfolipidos eleva los niveles de los mismos en cierto tipos de enfermedades degenerativas cerebrales.
  • La presencia de fibra y mucilagos hace que regule el transito intestinal es un laxante suave.
  • Mejora la salud de la piel cuando esta seca, desquebrajada, tirante, sin elasticidad.
  • Se puede usar el aceite de sésamo puro para hidratar la piel después del baño.
  • Las cualidades principales para la piel son: emoliente, calma y suaviza la piel, buen antioxidante, nutritivo, antibacteriano, y protector radiación ultravioleta débil.
  • Para el cabello es adecuado como acondicionador y para eliminar costras en el cuero cabelludo.
  • Alivia el dolor reumático y articular frotando las zonas afectadas con aceite caliente.
Beneficios del aceite de sésamo.
El aceite de sésamo es excelente para el tratamiento de la piel.

¿Cuáles son las contraindicaciones del aceite de sésamo o ajonjolí?

El aceite de sésamo está contraindicado la ingesta de semilla y aceite de sésamo en personas alérgicas. Por ello no es conveniente usarlo en productos cosméticos si se presenta una alergia.

Además si se usa en exceso la ingesta de este aceite puede causar diarrea.

Estas son las contraindicaciones que se han encontrado a este aceite por lo que por lo demás no deberíamos preocuparnos.

Aceite de sésamo o ajonjolí para la piel.

Es un aceite recomendado para pieles mixtas, secas, deshidratadas, maduras, dañadas por ser un excelente tónico revitalizador cutáneo es buen aceite para masaje indicado para tratamiento contra la flacidez.

Para las pieles secas es excelente ya que combate la sequedad.

El aceite de sésamo como ingrediente en cremas de protección solar además de aportar cierta protección frente a la radiación solar y proporciona hidratación a la piel por lo que no es necesario utilizar crema hidratante para después echarse la crema con protección solar.

Debido a estas propiedades puede formar parte de protectores solares por la capacidad de absorber rayos ultravioletas.

Aclaro que la capacidad de este aceite de filtrar los rayos ultravioletas es débil pero la tiene. Si queremos estar seguro de no querer quemarnos debemos usar una crema solar con protección 50.

En realidad combinada con cremas de protección solar actúa como complemento reforzador en cremas de protección solar.

El aceite de sésamo sin mezclar echado sobre la piel previamente humedecida es bueno para mejorar los daños ocasionados por el sol.

Con el aceite de sésamo o ajonjolí se elaboran pomadas, bálsamos, cremas y geles. Por ser indicado para hidratar la piel, en psoriasis y eccemas. Además en tratamientos musculares se utiliza como vector de aceite esenciales pues es adecuado para realizar masajes.

Es un aceite que combina perfectamente con el aceite de argán y el de nuez de macadamia. Tengo la experiencia de haber elaborado productos cosméticos, combinando los aceites nombrados.

La mezcla entre ellos ha generado una crema de buena absorción mejorando la flacidez y disminuyendo la intensidad de las arrugas. El grado de hidratación de la crema es bastante óptimo.

Aceite de sésamo o ajonjolí para alimentación.

Después de extraer el aceite de las semillas queda una parte residual denominada tortas. En realidad lo que se ha generado un subproducto con más o menos nutrientes. Pero estas tortas no son sustancias de desecho ya que tienen cierta utilidad en la alimentación de animales de granja.

Moliendo las semillas de sésamo se consigue una harina deliciosa, la cual se destina a la industria planificadoras, pastelera. Con esta harina se confeccionan, panes, dulces, barritas de cereales.

Con el aceite propiamente dicho se elaboran otro tipo de grasas como es la margarina.

También se utiliza como adorno culinario espolvoreando las semillas de sésamo sobre la superficie externa del alimento.

Una característica que le hace útil en la cocina es la resistencia que presenta a solidificarse a una temperatura de 0 grados. Es un aceite bueno para enriquecer ensaladas como aceite de mesa. Cubre las exigencias de los paladares más exquisitos.

El aceite de sésamo o ajonjolí es un aceite habitual en la cocina tradicional India, China y México donde también es un buen consumidor de este aceite.

En algunos países orientales mantienen la tradición de dar a los niños una cucharadita de aceite crudo. Se tienen la creencia de tener un efecto positivo en la atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *