Aceite de semillas de granada

Aceite de semilla de granada

¿Qué es el aceite de semillas de granada?

El aceite de semilla de granada se obtiene por prensando en frío del pequeño hueso que contiene en su interior la misma semilla.

Este aceite vegetal es más bien un aceite denso con olor agradable ligeramente ácido que recuerda a la fruta.

El granado también denominado punica granatum es un árbol de zonas templadas de él nacen unos frutos con un toque exótico en su sabor.

No es un árbol exigente para plantar, prefiere suelos profundos fértiles, no muy compactados, con poca humedad ya que le perjudica tener mucha agua.

El granado es un árbol nacido de semillas de su propio fruto aunque es preferibe injertarlo, si no se hace así, dará frutos poco dulces o más bien amargos.

Es un árbol que no necesita cuidados especiales, se podría decir que casi se cuida solo de todos modos es conveniente vigilar que no tenga de huésped al pulgón.

No es necesario regarlo con frecuencia sólo se debe hacer en aquellas estaciones del año que vengan con sequía profunda.

Este proceso de extracción es más respetuoso con los ingredientes y no necesita añadir aditivos.

Otra forma de extraer el aceite es por extracto de CO2 las semillas deben estar previamente secas.

Composición del aceite de semillas de granada.

El fruto de la granada en si misma es una fuente importante de antioxidantes, especialmente destaca por la presencia de polifenoles, taninos, antocianinas y ácido elágico,

También presenta en su composición:

  • Vitaminas, las semillas de esta fruta es muy rica en vitamina C, B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B3 o niacina, ácido pantoténico o B5, B6 o piridoxina y vitamina E o tocoferol.
  • Minerales, las sales minerales que la componen son; potasio, nitrógeno, calcio, fósforo, sodio, magnesio, manganeso, sodio y zinc.
  • Proteínas vegetales.
  • Fibra alimentaria.
  • Lipidos se caracteriza por su alto contenido en ácidos grasos polisaturados, destaca el ácido linoleico, linoleico, punícico, oleico, esteárico y ácido palmítico.

Las semillas son muy ricas en lipidos entre un 15% a un 20% de su peso total.

En su composición contiene un precursor de urolitina A, con capacidad antienvejecimiento, se ha validado que algunos estudios han indicado su acción regeneradora.

Sus ingredientes fitoquímicos sobresalen por sus óptimas cualidades de primer nivel.

Por otro lado las semillas de esta fruta contiene pocas calorías, según U.S. Department of Agriculture, destaca que una porción de semillas de granada contiene 72 calorías, además 8,9 miligramos de vitamina C.

¿Qué propiedades tiene el aceite de semillas de granada?

De los aceites vegetales naturales existentes se considera que su efecto antioxidantes es de los más potentes.

Sus compuestos fenólicos intervienen en la defensa celular.

  • Es un buen regenerador de la piel en caso de quemaduras y heridas.
  • Sus compuestos fenólicos intervienen en la defensa celular.
  • Tiene capacidad de reducir la inflamación.
  • Protege del proceso oxidativo celular.
  • Protege las paredes arteriales.
  • Evita la pérdia de minerales en cartilagos y en el sistema esqueletico.

El ácido omega 5 es difícil de encontrar en otros aceites por otro lado, es un excelente estimulante y regenerador celular, otra acción del aceite de semillas de granada es su propiedad emoliente.

El aceite de semilla de granada tiene gran valor debido a su riqueza en ácido punícico, ácido graso poliinsaturado u omega 5, infrecuente en otros aceites y que marca la diferencia con otros aceites vegetales que son ricos en omegas 3, 6 y 9 y no contienen omega 5.

¿Para qué sirve y qué beneficios tiene el aceite de semillas de granada?

Principalmente este aceite vegetal natural lucha contra el envejecimiento cutáneo, esto se debe a su elevado contenido en ácido ascórbico que es un antioxidante hidrosoluble que no puede ser sintetizado por el ser humano y que interviene en la formación de colágeno.

Los minerales que le constituyen son macrominerales y microminrales en función de la cantidad necesaria al día necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Contiene fibra constituida por partes comestibles de la planta y que el organismo es incapaz de digerir o absorber. Esta fibra se llama alimentaria, las recomendaciones actuales aconsejan un consumo diario de 25 gramos en individuos adultos.

Reduce la pigmentación cutánea. Los aceites vegetales más activos para evitar las manchas en la piel son el aceite de semillas de granada, el de rosa mosqueta y el de comino negro.

Se utiliza en cosméticos para pieles de más de 40 años y para el cuidado del contorno de ojos.

Combina perfectamente como ingrediente activo, con aceite de nuez de macadamia, aguacate, rosa mosqueta, camelia, cáñamo, cartamo, almendras, borraja, albaricoque, ricino, sésamo y semilla de uva, con extracto de manzanilla, ginko biloba, centella asiatica, té y caléndula.

Aceite de granada para la piel.

Puede decirse que una cantidad pequeña de aceite de semillas de granada produce unos efectos excelentes sobre la piel. En cutis maduros reduce bastante bien las arrugas.

Si asociamos aceite de granada con otro aceite vegetal, pondremos entre un 1% a un 5% del primer aceite, no sé necesita más cantidad para conseguir buenos resultados, pues es idóneo para pieles apagadas y sin luminosidad.

Sus óptimas cualidades hacen que sea ideal para pieles castigadascon mucha exposición solar y también para personas fumadoras o exfumadoras importantes.

Otra cualidad de este aceite vegetal es que mantiene bien la hidratación cutánea reafirma y alisa la piel.

Es un aceite emergente en cosmética sujeto a los estudios realizados que demuestran que sus principios activos son propicios contra la oxidación celular.

El aceite de granada es un excelente antiarrugas que lima las finas arrugas de la cara y cuello.

¿Cómo hacer aceite de semillas de granada casero?

Cuando hice por primera vez el aceite de semillas de granada pensé “seguro que no sale bien”, mi sorpresa fue mayúscula, quedo un aceite excelente para elaborar cremas de noche o utilizarlo puro sobre el rostro.

Hice este aceite por economía domestica y por curiosidad. El aceite de semilla de granada es un poco caro, (posiblemente lo merezca) simplemente quise hacerlo y me gustó.

Primero extraje las semillas de la granada y las deje secar, todos los días las volteaba para acelerar el proceso de secado y que la humedad no permaneciese mucho tiempo en la misma superficie.

Como hacer aceite de semilla de granada.
Elabrorar aceite de semilla de granada es un proceso lento sin embargo, el aceite obtenido permite utilizarlo como principio activo.

No dejé las semillas al sol, ni use el microhondas, simplemente dejé que se secaran solas a su amor en una habitación sin humedad.

Para elaborarlo es preferible que el tarro donde se deposita el aceite junto con las semillas sea oscuro, si no se tiene no importa rodearlo con papel de aluminio.

Antes de empezar a hacerlo procederemos al lavado y secado de recipiente, después lo expolvorearemos con alcohol y lo dejaremos hasta que se seque él solo. Pondremos en el tarro:

  • 20 gramos de semillas.
  • 125 gramos de aceite de girasol.

De vez en cuando agitar para que las semillas liberen sus propiedades. El tiempo de contacto entre aceite y semillas fue un poco más largo del habitual en este caso fueron dos meses y medio rozando los tres, merece la pena esperar.

¿Cómo hacer un serum para pieles desvitalizadas y antiarrugas?

Realizar un serums de noche con estos tres tipos de aceites es retardar de forma natural el envejecimiento cutáneo, atenuar las arrugas y vitalizar la piel.

Necesitaremos:

Aplicar unas gotitas en el rostro masajeando hasta que se absorba por la piel. Después se puede poner la crema habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *