Aceite de caléndula

Aceite de Caléndula Officinalis.

Características generales del aceite de caléndula casero.

Actualmente la calendula officinalis, (con ella se elabora el aceite de caléndula que es un aceite vegetal) es una de las plantas más estudiadas en dermatología. Desde la antigüedad su uso se dirigió en las curas de ciertas alteraciones dérmicas así como la cicatrización de heridas.

La flor de la caléndula es muy apreciada y útil para tratar afecciones de corto recorrido de la piel. De igual forma esta excelente planta y su aceite de caléndula, se utiliza para embellecer, cuidar, proteger nuestro cutis.

Se ha observado que la planta de caléndula da buenos resultados en tratamientos dirigidos a mejorar dolencias de la piel. Esta planta presenta la virtud de que se puede aplicar directamente sola o combinada con otras plantas.

Administrar la planta de caléndula combinada con otras plantas se requiere que sea con plantas con base antisépticas y antinflamatorias. Juntas estas tres propiedades fitoterapéuticas, con esta mezcla se obtienen buenos resultados en tratamientos de heridas, contusiones y quemaduras.

La flor de caléndula es un ingrediente básico en productos de higiene como de belleza.

En cremas, geles, champús, emulsiones, la caléndula es un componente que enriquece estos productos. Con los capítulos florales se elabora el tan apreciado oletado de caléndula. Este aceite u oleato se puede considerar elemental en nuestro neceser de cuidados o para embellecer nuestra cara y cuerpo.

La planta de caléndula pertenece a la familia de las compuestas, su origen se encuentra en el sur de Europa.

Actualmente el cultivo de esta planta se ha extendido por el continente asiático y parte de Estados Unidos.

¿Cómo conservar el aceite de caléndula?

El oleato o aceite de caléndula es elaborado tras la maceración de los capítulos florales de la planta de caléndula a partir de un aceite base.

Para macerar esta planta se puede emplear varios tipos distintos de aceites base que son los siguientes, aceite de girasol, oliva virgen extra, soya, almendras, sésamo. Es recomendable que el aceite base sea de primera presión en frio extra virgen por las propiedades que conserva y aporta.

Durante el proceso de elaboración del macerado, se aconseja incorporar al aceite un extra de tocoferol o vitamina E.

Aceite de caléndula con vitamina e.
La vitamina e es un buen antioxidante que limita el enranciamiento de los aceites.

Esta vitamina como es un buen antioxidante como su nombre indica evita la oxidación, el olor a rancio que tiene el aceite por esta causa. Esta estabilidad prolongada hace que el aceite alague su vida útil por un periodo de tiempo más prolongado así podemos aprovechar mejor todas las cualidades propias que presenta el aceite de caléndula.

Con la maceración de los capítulos florales de caléndula se forma un aceite con excelentes propiedades, tan rico para nuestra piel. Se ha de saber la vitamina E no es un conservante, es una vitamina liposoluble que colabora en evitar la oxidación de algunas sustancias. Con la vitamina E los principios activos se optimizan, los beneficios que proporcionan son más eficaces para la piel.

El oleato de caléndula o aceite de caléndula, tiene cierta predisposición a alterarse, o modificar algún principio activo por efecto del calor, además presenta cierta sensibilidad a transformar su esencia a causa de la acción de la luz.

Para eliminar esta tendencia que tiene el aceite de caléndula es aconsejable guardarlo en recipientes de vidrio no transparentes, aquellos que son favorables a obstaculizar el paso de luz, se más correcto que permanezcan bien cerrados impidiendo el paso del aire evitando la oxidación.

Nos podemos olvidar de la caducidad del aceite de caléndula por un periodo de tiempo bien, bien largo si hacemos lo siguiente;

Se deposita el aceite de caléndula en un bote opaco preferiblemente de cristal, no es estrictamente necesario, en el frigorífico y le echamos unas gotitas de vitamina E.

¿Cuáles son las propiedades del aceite de caléndula?

Las propiedades medicinales de la caléndula se encuentran en las cabezuelas florales, es en esta parte de la planta donde se halla el aceite esencial. Este macerado favorecen la formación de tejido granular y es un buen regenaror epitelial por lo que favorece la cicatricación de la piel. Es un buen calmante de la piel además de tener grandes propiedades antinflamatorias.

El oleato de caléndula contiene beta-caroteno, un pigmento amarillo o anaranjado denominado carotenoide con función antioxidante, se localizan taninos, mucilagos, saponinas triterpénicas y principios amargos.

El aceite de caléndula para la piel.

El oleato de caléndula officialiss, tiene múltiples propiedades que le facultan para uso terapéutico, es por la suma de todas las virtudes que tiene esta planta considerada medicinal, más el conjunto de sustancia que aporta el aceite, que al depositarlos sobre la piel actúan y la dan mejor aspecto.

El aceite de caléndula está indicado su uso, en procesos inflamatorios leves de la piel. De igual forma es un excepcional calmante contra el picor, presenta propiedades antisépticas, antibacterianas, antiparasitarias, antiedemotoso, emoliente, es ideal para las pieles con tendencia a sufrir enrojecimiento tras la exposición solar.

Es ideal para aligera o mitigar las reacciones cutáneas que provocan las picaduras de insectos.

Esta especie es completa para el tratamiento de heridas y contusiones todo esto se debe al acumulo de propiedades principales, antisépticas cicatrizantes y antiinflamatorias.

Si deseamos elaborar una crema casera nutritiva y de noche para pieles secas con efecto antiarrugas con aceite de caléndula incluiremos aceite de pepita de uva, vitamina A o retinol, vitamina C, ácido hialurónico y propóleo. A la mañana siguiente podréis comprobar el efecto de piel descansada.

¿Para qué sirve y qué utilidad tiene el aceite de caléndula?

Este prodigioso aceite acumula la eficacia y capacidad medicinal propia de la misma planta además, hay que sumarle los principios activos del aceite elegido que nos sirve de base para macerar los capítulos florales.

  • Es adecuado para el cuidado diario de la piel.
  • Indicado para la piel delicada del bebe, aplaca las irritaciones ocasionales con el uso de pañal.
  • Hidrata y cicatriza en los talones, codos, rodillas los cortes erosionados secos poco profundos con tendencia a formarse en estas partes del cuerpo.
  • Apto para aliviar los picores o sensación de quemazón leve producido por diferentes causas.
  • Mejora significativamente el estado y aspecto de la piel irritada.
Tratamiento de belleza.
El aceite de caléndula es bueno para la salud de la piel y como tratamiento de belleza.
  • Minimiza los síntomas eruptivos que produce urticaria con son; las manchas rojas a menudo elevadas, con relieve en la superficie de la piel, a veces le acompaña inflamación, picor, escozor.
  • Esta indicado para tratar ulceras o erosiones no profundas. El aceite de caléndula colabora en el proceso de formación de tejido sano.
  • Contribuye a mejorar, aliviar la sintomatología de los herpes labiales.
  • Disminuye la sensación de piernas pesadas causado por la presencia de varices o arañas vasculares. En situaciones que es necesario permanecer mucho tiempo de pie al día, el aceite de caléndula aplicado en las piernas con masajes ascendentes desde el tobillo a la ingle y movimientos circulares hasta que se absorba bien. esto ocasiona cierta mejoría en el retorno venoso.

Uso cosmético del aceite de caléndula.

Son diversos los preparados dermocosmeticos que se pueden elaborar con este aceite. El oleato de caléndula está especialmente indicado para tratar pieles sensibles, erosionadas, secas, muy secas o con descamación, dermis irrita.

El aceite de caléndula se puede aplicar directamente sobre la piel después del afeitado por sus propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias, suaviza la piel del rostro mejora la sensación de escozor e irritabilidad cutánea.

En el agua del baño podemos incorporar un poco aceite de caléndula nos ofrecerá un toque de hidratación extra. Este pequeño detalle da un aspecto sedoso y frescor a la piel de nuestro cutis y cuerpo.

De forma evidente mejora la textura la de piel seca, muy seca o agrietada. El uso de aceite de caléndula o aceite lipídico de caléndula, forma continuada, proporciona un efecto de hidratación, mejora la elasticidad, la piel se regenera con más facilidad.

Una piel bien hidratada se encuentra en un estado más saludable. La piel bien tratada es agradecida, de esta forma haremos que se retrasen la aparición de pequeñas arrugas

Es aconsejable utilizar crema con un ingrediente de aceite de caléndula para todas las pieles de apariencia congestionada, gracias a su efecto antinflamatorio suaviza su aspecto.

En la elaboración de cremas cosméticas la dosis recomendada oscila entre un 2% a un 7%.

Crema cosmética.
El aceite de caléndula proporciona un valor extra de beneficios en nuestros productos cosméticos.

Cremas para después de tomar el sol un 25 por cien. En estos casos se recomienda la aplicación del aceite lipídico de caléndula sin mezclar con otros componentes, dado que ofrece buenos resultados.

En cremas faciales hidratantes el porcentaje adecuado se encuentra entre un 5% a un 7%.

Para lociones o emulsiones para después del afeitado la cantidad aproximada se halla entre un 5% o un 7%.

La administración más apropiada es con la piel ligeramente húmeda realizando ligeros masajes facilitando su correcta extensión.

Este valioso aceite protege de la sequedad ayuda a estabilizar el balance hídrico de la epidermis.

Con el oleato de caléndula se puede elaborar los siguientes productos dermocosmeticos:

  • Cremas corporales, hidratantes y nutritivas.
  • Emulsiones.
  • Aceite para después de la exposición solar.
  • Pomadas para quemaduras solares.
  • Gel de baño piel irritada.
  • Champú cuero cabelludo seco o con picores.
  • Aceite de masaje y de baño.
  • Jabón casero saponizado o glicerina.

Este aceite reúne muchas cualidades que favorecen que se use diariamente como cosmético natural previo a la crema nutritiva. Es de aplicación directa su uso continuado nos concederá resultados positivos.

Contraindicaciones del aceite de caléndula.

El aceite de caléndula está contraindicado en pieles acneicas debido a sus características grasas y que necesita de fricciones si lo aplicamos directamente para no dejar un aspecto graso en la piel.

A su vez las personas que sean alérgicas a la familia de las asteraceae deben tomar precauciones si se va a aplicar de forma directa sobre la piel.

Recomendaciones y consejos del uso del aceite de caléndula.

En épocas estivales, tanto en verano como en primavera siempre tengo aceite de caléndula en casa por dos motivos importantes para mi:

Dos de mis hijos y yo tenemos la piel clarita, nunca nos ponemos morenos. Cuando llega el buen tiempo tanto, en primavera como verano aún tomando las debidas precauciones que nos protejan de los rayos ultravioletas, tenemos cierta tendencia a que la piel se torne un poco rojita. Este aceite de caléndula, nos ayuda a reducir los síntomas que lleva consigo el eritema solar. La verdad, la experiencia es que el aceite de caléndula funciona bien en este tipo de situaciones.

Normalmente suelo macerar los capítulos florales de calendula con aceite de girasol por su alto contenido en vitamina E, se hace imprescindible para después de tomar el sol, en alivios de piernas cansadas. Es muy práctico tenerlo a mano y socorrido incluso en la cocina para las pequeñas quemaduras.

También lo utilizo cuando hemos tenido alguna picadura de insectos, el resultado es perfecto.

Aceite de caléndula
5 (100%) 1 voto[s]

2 comentarios en “Aceite de caléndula

  1. Roxana says:

    Hola, podrían ayudarme. Hice el aceite de caléndula y al cerrar el frasco parecía que no selló porque perdió aceite, ¿eso quiere decir que te esta estropeado? ¿Debo hacer uno nuevo? Gracias.

    • María says:

      Buenos días Roxana.

      Por regla general no hace falta volver hacer otro macerado. Para saber si está en condiciones de ser utilizado hay que seguir estos pasos:

      Al abrir el frasco procede a olerlo y a visualizar si hay moho. El moho es inconfundible no se te pasará desapercibido.

      Si el olor es a rancio tienes que hacer otra prueba.

      Introduce un cuenta gotas previamente lavado y seco. Extrae un poco de aceite con el cuentagotas y vuelve a olerlo.

      Posiblemente este en buenas condiciones para usarlo y no lo tendrás que tirar.

      El olor a rancio normalmente se debe a los restos de aceite que han rebosado por frasco.

      Muchas gracias por contartar con nosotros, si tienes alguna otra duda no dudes en comentárnosla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *