Aceite de camelia

Aceite de camelia

¿Cuál es el origen del aceite de camelia?

Si hay que decir alguna cosa referente al aceite de camelia cuando elaboramos productos cosméticos, es que no podemos olvidarnos de él.

El aceite de camelia es originario de China y Japón. Se le conocen sus virtudes desde la antigüedad y su empleo era destinado a la alimentación y cuidado de la piel.

El aceite de camelia, se extrae por prensado en frio de las semillas de la propia planta. Este proceso de extracción del aceite permite conservar las propiedades innatas de la semilla. Actualmente se realizan diferentes métodos para extraer el aceite.

La flor de camelia florece en otoño e invierno. La mejor época del año y más adecuada para recoger las semillas es en otoño. Cuando los frutos llegan a conseguir su mayor grado de madurez.

De las múltiples variedades de camelia existentes, es la camelia oleifera la más cultivada en el mundo, al ser esta una especie  excepcional en la producción de aceite.

La utilidad del aceite se amplia a varios sectores, el de alimentación muy extendido en Asia, en la industria cosmética se elabora productos como jabones, cremas, champús, quita esmaltes, hay otra forma de uso que ha sido aplicarlo con fines industriales.

El aceite de camelia y su composición.

Los ácido grasos presentes en el aceite de camelia son los siguientes:

  • Ácido palmitico entre un 6 a un 15%.
  • Ácido esteárico entre un 0.9 a un 2%
  • Ácido linoleico desde un 5 a un 14%.

Destaca la presencia de omega 6 ácido araquidónico muy requerido al formar parte de las membranas celulares.

Otro ácido graso esencial presente en el aceite de camelia es el ácido miristico que forma parte de fosfolipidos y glucolipidos.

A parte el aceite de camelia es rico en vitamina A, manteniendo sana la piel y las mucosas, en vitaminas del grupo B, vitamina E, como antioxidante y vitamina D. También es rico es minerales como fósforo, calcio, magnesio y manganeso.

Propiedades y composición de aceite de camelia.
Este aceite exotico tiene buenas propieades tanto comésticas como en alimentación.

Las propiedades y usos del aceite de camelia.

Es un excelente aceite con bastantes propiedades tanto para la salud como en el cuidado de la piel y el cabello. Enumeraremos unas cuantas propiedades para tener una pequeña referencia de la amplia utilidad que tiene el aceite de camelia.

  • Es un excelente humectante para la piel y el cabello.
  • No es muy propenso a enranciarse por lo que su vida útil es larga.
  • Destaca por su capacidad antioxidante.
  • Ayuda en los procesos de cicatrización de heridas.
  • Es anti-aging, reduce el envejecimiento visible de la piel.
  • Su capacidad de emulsionar en la preparación de productos cosméticos es muy buena.
  • Se puede utilizar en pieles mixtas, secas, muy secas y maduras.
  • Es un antiinflamatorio suave.
  • Es un buen desmaquillante.
  • Previene la formación de estrías y debido a que el aceite de rosa mosqueta reduce el tamaño de las estrías, son excelentes aliados.
  • Es un protector contra enfermedades cardiovasulares.
  • Acto para las personas con colesterol alto.

Aceite de camelia y su utilidad en alimentación.

Una de las buenas características de este buen aceite es que aguanta bien el calor conservando intacto su sabor y sus compuestos bioquímicos.

Es un aceite con un punto de humeo más bien alto, a partir de aquí es decir, en el momento que un aceite empiece a emitir humo es cuando comienza la perdida de sus propiedades.

Se puede utilizar para hacer fritos, ensaladas, guisos, adobos, pastelería y cocina de gran gourmet.

Cuando se saborea el aceite de camelia impresiona su sabor único. Es un placer culinario con un toque exótico para aderezar nuestros platos.

¿El aceite de camelia es bueno para la piel?

Las características químicas intrínsecas del aceite de camelia hacen que sea un buen aliado para el cuidado de la piel y el cabello.

El aceite de camelia es perfectamente adecuado para hacer productos de higiene personal, de igual forma con él se elaboran cosméticos básicos o más especializados.

Con este aceite se puede hacer:

  • Geles.
  • Cremas nutritivas, hidratantes, antiarrugas y corporales.
  • Excelentes contornos de ojos.
  • Para realizar masajes faciales y corporales.
  • Cuidado del cabello tanto para eliminar la caspa seca o grasa.
  • Cuidado de uñas.
  • Protectores labiales.
  • Champús.
  • Serums.

Es un aceite ligero de textura suave y delicada, de olor agradable con una gran capacidad de penetrar en la piel prolongando su tiempo de hidratación.

Un ejemplo de uso del aceite de camelia para pieles desvitalizadas es mezclar a partes iguales con el aceite de semillas de chía y aplicar con un pequeño masaje todas las noches en las zonas afectadas.

A continuación se recomienda usar la crema de noche habitual.

Usos y aplicaciones del aceite de camelia.
Con el aceite de camelia se pueden hacer tanto productos de higiene personal como cosméticos.

El aceite de camelia es un aceite especial de elección acertada para el cuidado del cutis muy hidrante y tras su aplicación deja la piel seca y nutrida.

Su contenido en vitamina A, favorece la regeneración dérmica, por otro lado la presencia de vitamina E, frena la acción de los radicales libres bloqueando el proceso oxidativo de las membranas celulares.

Por otra parte, puede ser un aceite complementario en el tratamiento de estriás puro o mezclado con otros aceites vegetales.

Favorece que las machas en la piel minimicen su color, es adecuado para pieles secas, maduras, con acné, desvitalizadas y con endermatitis seborreicas, un buen aceite preventivo en la formación de arrugas.

Con este aceite se pueden formular cremas para todo tipo de piel especialmente para pieles maduras. Combina muy bien con aceite de sésamo, aceite de nuez de macadamia, manteca de karité, aceite de manzanilla, aceite de argán, comino, almendras y extractos de manzanilla y centella asiática. Si añadimos inulina a nuestra preparación cosmética reforzaremos la capacidad de humectación del aceite de camelia.

Las personas que tengan alergia o intolerancia al aceite de camelia o a la propia flor tomarán las debidas precauciones de uso y aplicación.

¿El aceite de camelia es adecuado por sus propiedades para el cuidado del cabello?

No esta extendido su uso para tratar el cabello aunque tiene la virtud de hidratar, no engrasar ni apelmazarlo.

En Japón si es más frecuente utilizarlo ya las Geisas los usaban para proporcionar brillo y suavidad al cabello.

Es un buen remedio para tratar el cabello castigado, ofrece un buen resultado mejorando el estado del cabello, nutre las puntas, concede más tersura y elasticidad al cabello apagado, la hidratación queda asegurada.

¿Cómo usar aceite de camelia puro en el cabello?

Una buena idea es incorporar aceite de camelia en el champú habitual o en la mascarilla capilar.

Si tu cabello se encuentra más seco que de constumbre o las puntas están abiertas y necesita un aporte extra de hidratación o nutrición.

Puedes improvisar una mascarilla casera capilar con el aceite de camelia. Aplica y extiende bien, un poco de aceite sobre el cabello, puedes dormir con la mascarilla o tenerla durante un mínimo de dos horas, los resultados son visibles de forma rápida el cabello queda brillante y nutrido.

El aceite de camelia para prevenir y cuidar la piel.

Por su capacidad regeneradora y sus propiedades intrínsecas hacen que sea uno de los aceites más adecuados, junto con el aceite de palta y aceite de semilla de uva para reducir y prevenir las arrugas de esta zona del rostro tan delicada y sensible.

Si tu piel se ha vuelto un poca apagada y deseas darle un poco de luminosidad utiliza tres o cuatro gotas de aceite de camelia puro sobre el cutis, realiza un suave masaje y ya está.

Si en cambio quieres reducir las manchas basta con una gotita de aceite sobre la mancha y con un poco de constancia y un ligero masaje ayudará a reducir el tomo de esta.

Para las cicatrices secas causadas por acné se echa sobre ella una gota y se masajea durante un minuto.

Aceite de camelia para cuidar las herramientas y la madera.

En determinadas zonas geográficas el aceite de camelia ha servido para proteger las herramientas metálicas así como los cuchillos y navajas de la oxidación. Durante mucho tiempo ha sido el aceite destinado para afilar.

El aceite de camelia y sus usos tradicionales.
El aceite de camelia se ha utilizado para cuidar herramientas de trabajo

Otra utilidad que tiene este aceite es aplicarlo como protector de muebles, consiste en impregnar uniformemente el aceite sobre la cara externa de estos. Tradicionalmente se ha empleado como un proceso de hidratación y cuidado de la madera, tanto en puertas o en muebles sin modificar su color.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *