Aceite de chía

Aceite de semillas de chía

¿Qué es el aceite de semillas de chía?

El aceite de chía se extrae de las semillas de las que previamente se elimina algún resto ajeno a la semilla, esto ayudará a obtener un aceite más puro alargando su vida útil.

La chía o salvia hispánica, son unas pequeñas semillas negras de origen vegetal originaria de centro y sur de América.

Existen evidencias que demuestran que la semilla de chía formó parte de la dieta de los Aztecas, debido a su poder energético y por ser muy rica en nutrientes.

Durante muchos años esta especie vegetal solo se comercializó en los mercados mexicanos su cultivo originario fue en la zona montañosa de México.

Actualmente debido a su gran valor nutricional, se ha ido extendiendo su cultivo y consumo a nivel mundial. Uno de los países que ha acogido con más fuerza el cultivo de chía es Argentina.

¿Para qué sirve el aceite de semillas de chía?

La composición de nutrientes en el aceite de semillas de chía es bastante completa.

Este aceite es conocido por ser el aceite de origen vegetal con mayor concentración en ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

El contenido de proteínas presente en la chía es alrededor de un 27%, destaca por ser un cereal con muchas proteínas, al que se le añade la ventaja de no contener gluten, en él se observa la presencia de una elevada cantidad aninoácidos esenciales.

Su excelente acción como antioxidante se le atribuye por la presencia en él de polifenoles.

Básicamente destacan, el ácido cafeico, clorogénico y quercitina además, contiene una excelente porción de flavonoides como miricetina, kaempferol y quercetina.

Además, el aceite de semillas de chía tiene tres veces más antioxidantes que los arándanos.

El contenido en fibra del aceite de chía es alrededor de un 31%, el 90% corresponde a fibra insoluble y un 10% a fibra soluble en su mayor parte integrada por mucílagos.

Es también una buena fuente de vitaminas del grupo B, como B1, B2, B3, vitaminas liposolubles como la A y en menor cantidad la E.

En relación con su contenido en minerales destaca por ser una fuente excelente de calcio, magnesio, potasio, fósforo, zinc y cobre.

¿Cuáles son las propiedades y beneficios del aceite de chía?

Este aceite vegetal es rico en grasas cardiosaludables aporta fibra y otros nutrientes provechosos para nuestro organismo.

El aceite de semilla de chía tiene excelentes propiedades en el ámbito de la salud introducido en la dieta ha demostrado los siguientes beneficios:

  • La reducción relevante de los niveles plasmáticos de trigliceridos.
  • Disminución de lipoproteínas de baja densidad unida a un aumento cuantificable de las lipoproteínas de alta densidad.
  • Favorece la absorción y transporte de vitaminas.
  • Puede controlar el peso corporal.
  • Participa en mantener el buen estado de salud a los huesos.
  • Interviene en mantener en condiciones adecuadas la respuesta inmunitaria.
  • Es una fuente importante de energía.
  • Interviene en funciones digestivas y ayuda a sentirse más saciado al frenar el apetito.
Las buenas propiedades del aceite de semilla de chia.
El aceite de semillas de chía es una fuente importante de ácidos grasos muy buenos para nuestro organismo.

¿Qué utilidades cosméticas tiene el aceite de chía?

Su elevado contenido en fenoles naturales frena el envejecimiento cutáneo al proteger la célula de la acción activa de los radicales libres.

Los antioxidantes presentes en el aceite de chía aceleran el proceso de reparación de la piel.

Es reseñable comentar que el aceite de aguacate para el cabello mezclado al 50% con el aceite de chía le proporciona al pelo un brillo adicional.

Las aplicaciones más frecuentes son:

  • Crema limpiadora.
  • Bálsamos labiales.
  • Crema facial.
  • Serums para contorno de ojos.
  • Aceite para después del baño.

¿Qué uso tiene el aceite de semilla de chía para la piel?

Su elevado contenido en ácido graso omega 3 con más de un 60%, indica que este aceite es un excelente reestructurate para la piel.

Si la piel se encuentra deficiente en ácidos grasos esenciales como omegas 3 se mostrará con signos de estar carente de ellos y tendrá menos elasticidad, sensación de tirantez, sequedad, escasa firmeza y la piel tenderá a descolgarse.

Por supuesto también encontramos en el aceite de semillas de chía ácido graso omega 6 y vitaminas como la A, que fortalece la estructura de la piel, vitamina B3 reguladora del proceso de hidratación, regeneradora, antiarrugas y antimanchas.

Es un aceite adecuado para tratar las arrugas prematuras o ya instaladas. Con la edad se pierde la capacidad de retener agua en el estrato corneo además cursa con menos cantidad de agua en la capa dérmica.

La composición bioquímica del aceite de chía favorece la hidratación cutánea pudiendo favorecer la retención de agua.

La elaboración de productos cosméticos con este aceite, hace necesario no utilizar calor o añadir el aceite cuando el cosmético se haya enfriado totalmente, de esta forma se evitará la oxidación y se aprovechará todas sus propiedades.

Para evitar la oxidación del aceite de chía por ser un aceite vegetal tendente a oxidarse, lo mejor para protegerle de la oxidación es, que una vez abierto el frasco conviene cerrarlo bien y conservarlo en el frigorífico.

El aceite de semillas de chía mezcla muy bien con el aceite de manzanilla, argán, caléndula, extracto de manzanilla, caléndula, centella asiática y avena.

¿Sirve el aceite de semillas de chía para adelgazar?

Los ácidos grasos del aceite de semillas de chía favorece el control de peso. Como todo alimento se ha de tomar de forma equilibrada y combinado en la dieta con otros. No existe el superalimento que nos permita comer solo este alimento.

Si en la dieta no hay un equilibrio en el aporte de ácidos grasos esenciales se produce una serie de alteraciones a nivel molecular, un ejemplo es el aumento de la resistencia a la insulina con el riesgo de que se instale enfermedades como la obesidad.

Dos cucharaditas de aceite de semilla de chía aportan buena cantidad de omega3 y omega 6.

Aceite de semilla de chia para adelgazar.
La fibra dietética del aceite de semillas de chía contribuye en controlar el peso. Lo ideal es una dieta acorde con nuestro gasto energético.

¿Cuáles son las contraindicaciones del aceite de chía?

No es un aceite que presente contraindicaciones de forma especifica salvo para las personas que sean intolerantes o alérgicas a la chía.

Puede formar parte del conjunto de alimentos que se toman con regularidad.

Todas las dietas deben de aportar los nutrientes necesarios para mantener el en buen estado la salud.

La chía y por lo tanto su aceite presenta un contenido de fibra bastante elevado por lo tanto se ha de tener en cuenta a la hora de la ingesta.

¿Qué ocurre si tomamos mucha fibra para adelgazar?

Si tomanos mucha fibra porque consumimos un porcentaje alto de alimentos o suplementos que la contengan y las deposiciones aumentan en número de forma considerable al mismo tiempo se puede estar perdiendo nutrientes.

Con el aumento de deposiciones se pierde agua y nutrientes por lo que favorece que estos no se absorban con normalidad.

Los beneficios del aceite y de las semillas de chía son evidentes es indiscutible la cantidad de beneficios y propiedades que aporta.

El consumo de más de 50 gramos de fibra al día puede interferir en la absorción de minerales.

Tomar fibra de forma equilibrada es bueno para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *