Vitamina D, déficit, sol y alimentos

Vitamina D.

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D, en realidad se considerada una hormona al ser sintetizada por nuestro cuerpo, una hormona liposoluble, de escasa solubilidad en agua, con buena solubilidad en etanol y que necesita de las grasas para disolverse. Se le concede el valor de micronutriente esencial protege los huesos y articula el crecimiento. Es trasladada al hígado donde se convierte en calciferol.

Beneficios y propiedades de la vitamina D.

Favorece la absorción de minerales como calcio y fósforo en el intestino. Entre otras funciones estos minerales intervienen en mantener en condiciones de salud a los huesos. El calcio es el componente más importante de los huesos ya que interviene en la actividad muscular, en la coagulación y transmisión neuronal.

La vitamina D, no sólo es importante para los huesos interviene además en otros órganos como páncreas, cerebro, corazón y el sistema inmunológico entre otros.

La mayor parte de esta vitamina se produce en la piel por eso la importancia de tomar rayos solares.

El tiempo de exposición solar, la edad, la estación del año, la climatología, la superficie corporal expuesta al sol intervienen en las concentraciones corporales de vitamina D.

Los huesos necesitan vitamina D.

Alimentos ricos en vitamina D y dónde encontrarla.

La principal fuente de vitamina D es la exposición solar tan solo una cantidad pequeña se puede conseguir a través de alimentos.

La fuente principal de alimentos de vitamina D proviene de pescados grasos o azules como es la sardina, caballa, boquerón o bocarte, salmón, también de otros alimentos como huevos tiene más cantidad la yema, vísceras como hígado, lengua, sangre, corazón.

Actualmente en el mercado se encuentra con facilidad alimentos enriquecidos de la vitamina del Sol, como son cereales, galletas, leche, yogures.

Se recomienda hacer ejercicio, paseos diarios al aire libre y la dieta equilibrada que nos aporta los nutrientes que necesitamos.

La leche nos aporta calcio y vitamina D.

Déficit de vitamina D y observaciones.

La deficiencia de vitamina D, no se desarrolla hasta que no se agotan los depósitos de esta. Se instala cuando la exposición a los rayos solares es pequeña o la dieta es pobre en alimentos ricos de esta vitamina. En los niños produce raquitismo (trastorno del metabolismo del calcio debido a déficit de vitamina D, se manifiesta con deformaciones óseas y crecimiento defectuoso) y en los adultos osteomalacia, (ablandamiento de los huesos por calcificación defectuosa) y no olvidar la relación que pueda establecerse en la formación de caries.

Existen problemas de déficit entre la población los grupos de riesgo son entre otros; ancianos con reducida movilidad y escasa exposición solar y personas con obesidad, mujeres embarazadas, niños y adolescentes en edad de crecimiento, personas con movilidad reducida durante tiempo.

Enfermedades provocadas por la vitamina D.

Algunas enfermedades influyen para que los niveles de esta vitamina  estén bajos como es; celiaquía, mala absorción de grasas, colestasis hepática, fibrosis quística, pacientes con enfermedades renales concretas, mujeres en menopausia con niveles bajos de estrógenos, osteoporosis, (debilidad en los huesos originado por desclasificación pueden formarse poros) tratamiento con radioterapia y algún tipo de fármacos.

Los estudios clínicos realizados no establecen de momento relación entre asociar niveles bajos de vitamina D y enfermedades cardiovasculares, cáncer, demencias, enfermedades autoinmunes, diabetes, los estudios se siguen realizando por no estar clara dicha relación.

Raquitismo por falta de calcio.

Observaciones de la vitamina D.

A lo largo de nuestra vida no necesitaremos la misma cantidad de vitamina D, esta se encuentra marcada por la edad. Los niños y adolescentes demandan más debido que se encuentran en la etapa de crecimiento, las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia. Es necesario tenerlo en cuenta porque se evitan inconvenientes relacionados.

Se cree que la forma actual de vida influye en la bajada de niveles de la vitamina D3 o calciferol, las actividades al aire libre han disminuido tanto deportivas, como de los juego de niños, entre otros. En la actualidad pasamos mucho tiempo bajo techo.

Detectar niveles bajos de vitamina D a simple vista es bastante complicado para ello es necesario realizar un análisis de sangre especifico es decir que contabilice la cantidad de vitamina que tenemos en el cuerpo.

Si te ha sido útil compártelo para que llegue a más personas. 🙂

Vitamina D, déficit, sol y alimentos
5 (100%) 1 voto

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *