Vitamina E

Vitamina E.

¿Qué es la vitamina E?

El tocoferol o vitamina E pertenece al grupo de las vitaminas, son sustancias orgánicas consideradas nutrientes esenciales y necesarias para el organismo.

La función metabólica que realiza, es posible con la ingesta de una dieta equilibrada, ya que se necesita cantidades muy pequeñas de la misma para realizar dichas funciones.

La vitamina E o tocoferol, es un excelente antioxidante liposoluble natural que actúa en contra de los procesos oxidativos, en especial de los ácidos grasos. De aspecto al tacto viscoso e inodoro.

De hecho para que el organismo pueda absorber la vitamina E es necesario la existencia de disolventes grasos o aceites. Se absorbe en el intestino delgado con la grasa que aportan los alimentos.

Una característica común entre las vitaminas liposolubles, es que son solubles en grasa y estas son transportadas en la grasa de los alimentos, si estos en si mismo contienen este tipo de vitaminas.

¿Cuál es la dosis diaria recomendada de vitamina E?

La dosis diaria que se aconseja tomar de vitamina E es de 10 a 12 mg/día. Si en la dieta habitual queda incluido el consumo de aceites, mantequilla, cereales o harinas no refinadas, con estos alimentos queda cubierta la necesidad que tiene el organismo de vitamina E.

La vitamina E se almacena en el tejido adiposo por este motivo no es necesario una ingesta diaria o habitual de dicha vitamina.

Características y funciones de la vitamina E. ¿Para qué sirve?

  • Esta vitamina se encuentra ampliamente distribuida en un gran número de alimentos.
  • Se considera la vitamina de la fertilidad (estudios realizados en laboratorio). Su deficiz severo puede estar relacionado con amenaza de aborto.
  • Previene la hemólisis (rotura del glóbulo rojo con el cual se libera la hemoglobina)
  • Protege a la membrana celular de la oxidación.
  • Mantiene la permeabilidad de las membranas celulares.
  • La vitamina E es necesaria para realizar funciones metabólicas imprescindibles para la vida.
  • Esta presente en muchos alimentos una dieta equilibrada aporta las cantidades de necesarias de esta vitamina.
  • Es una vitamina que no atraviesa la placenta, sin embargo se excreta a través de la leche materna.
  • Los estudios con esta vitamina van dirigidos por si existiera relación entre la vitamina E y  la prevención de algunas enfermedades como el cáncer, la aterosclerosis y como protector de enfermedades cardíacas.

Principalmente es una vitamina con una función importante para el cuerpo humano,  evitar la oxidación celular y que no se genere radicales libres. El daño oxidativo puede ocasionar gran número de enfermedades degenerativas según se va envejeciendo.

Déficit de vitamina E.

Las carencias o los déficit  de vitaminas originan trastornos y patologías concretas y se llama avitaminosis.

La carencia o déficit de la vitamina E, es poco frecuente cuando se mantiene una dieta equilibrada. El déficit severo de vitamina E produce anemia y hemólisis del eritrocito, también se asocia al síndrome de malabsorción intestinal, enfermedad de Crohn, niños prematuros o de bajo peso.

Además está contraindicado administrar esta vitamina en casos de alergia a tocoferoles y sus derivados.

Generalmente no es necesario tomar suplementos de vitamina E.  Con la ingesta variada de alimentos se cubren todas las necesidades.

Vitamina E suplementos.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina E y dónde encontrarla?

La vitamina E se encuentra en diferentes tipos de alimentos:

Aceites vegetales: los aceites con mayor contenido de vitamina E, son los aceites vegetales de primera presión, oliva, germen de trigo, girasol, argán, cártamo, aguacate, aceite de nuez de macadamia, etc.

Frutos secos: almendra, cacahuete, nuez, avellana, nuez de macadamina, anacardos por lo general se encuentra en mayor o menor cantidad en todos los frutos secos.

Legumbres, garbanzos, judías secas, lentejas.

Pescados, salmón, sardina, atún.

Verduras, esparrago, pimiento, tomate, zanahoria, brócoli, espinacas y guisantes, por regla general las verduras de hoja verde.

Frutas, Uva blanca, ciruela, albaricoque, plátano, kiwi y pera.

Además hay otros alimentos que contienen vitamina E, como la margarina, mantequilla, leche, aceitunas verdes, mayonesa comercial, patatas, huevo, escaramujo (rosa mosqueta).

Lo correcto es proveerse de una dieta variada y equilibrada de esta forma, aportamos a nuestro organismo la dosis diaria de nutrientes insustituibles y necesarios (para estar lo más sanos posible), que son los que intervienen en las funciones vitales metabólicas. Este tipo de sustancias orgánicas son muy importantes desde el punto de vista nutricional y metabólico.

La vitamina E o tocoferol se emplea con mucha frecuencia como un ingrediente con capacidad antioxidante, tanto en la industria farmacéutica, alimentaria y en productos cosméticos.

Aceite de oliva de trufa.

Propiedades de la vitamina E para la piel y el rostro.

La vitamina E esta recomendada como uno de los mejores ingredientes básicos para el tratamiento de la piel, es la gran aliada para retardar el envejecimiento cutáneo:

  • Está recomendada en aquellos casos donde la piel presenta falta de vigor y lozanía.
  • Elimina y previene las arrugas poco profundas.
  • Reduce las señales del envejecimiento prematuro o producidas por agentes externos (sol, tabaco etc)
  • En cremas nutritivas combinada con vitamina A, mantiene durante más tiempo la efectividad de esta vitamina.
  • Es una vitamina adecuada para combinar con la vitamina C,  en formulas de cosmética casera. Estas dos vitamina juntas se refuerzan, además de potenciar las propiedades individuales de cada una.
  • Tras la aplicación de vitamina E en cicatrices, eccemas, la evolución de este tipo de lesión ha sido favorable.
  • Alivia la sintomatologia del eritema solar. Es adecuada para tratar pequeñas quemaduras solares además de actuar en su prevención.
  • De acción regenerativa, promueve la epetilización en heridas reduce las fases de cicatrización.
  • Su aplicación en productos cosméticos es adecuada para mantener el estado de hidratación de la capa cornea reduciendo el grado de sequedad cutánea.
  • Reduce la intensidad de color de las manchas de la piel.
  • Como antioxidante neutraliza los radicales libres externos y los generados por el propio organismo.
  • Puede ser útil para aliviar la sensación de picores en la piel.
  • Con la incorporación de Vitamina E a nuestra crema casera,  tendrá un valor añadido de calidad además de ser un excelente antiarrugas.

Imagen de niña sonriendo.

Propiedades para el cabello de la vitamina E.

Por su condición de vitamina antioxidante compensa los daños ocasionados por agentes externos, mejora el flujo sanguíneo capilar, lo que facilita que ciertos nutrientes penetren mejor en el folículo piloso.

La vitamina E es muy frecuente encontrarla en formulaciones de cosmética natural, cremas hidratantes, cremas nutritivas, champús, bálsamos labiales, serum,  geles,  cremas de contornos de ojos, mascarilla capilares.

Si añadimos vitamina E a nuestros cosméticos se recomienda hacerlo en la fase final de elaboración, teniendo en cuenta que el cosmético ha de estar a una temperatura más bien del llamado del tiempo.

La vitamina E es sensible a la luz, humedad. Los aceites con alto contenido en esta vitamina se han de conservar en envases opacos al abrigo de estos agentes y en frigorífico.

 

¡Escríbenos si tienes alguna pregunta sobre la vitamina E! 🙂

Vitamina E
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *