Melisa officinalis

Melisa officinalis

¿Cuáles son las características generales de la melisa officinalis?

La melisa es una planta perenne, pertenece a la familia de las lamiáceas, con escasos pelos y tallo erecto.

También se la conoce con otros nombres como toronjil, cedrón, cidronela, limonera etc.

Esta especie vegetal es natural del sur de Europa y de la cuenca del Mediterráneo, planta silvestre actualmente cultivable por su uso en medicina tradicional.

Al ser una hierba de naturaleza silvestre se encuentra con facilidad entre la ortiga de tal forma que puede pasar desapercibida.

Planta de aroma intenso, recuerda al olor de los cítricos entre limón y naranja, de buen sabor y con muchas propiedades medicinales.

Las propiedades de la melisa son conocidas desde la antigüedad. Ya hacia referencia a ella Discorides en sus libros de tratados medicinales.

¿Cómo se cultiva la melisa officinalis?

La melisa es una planta rustica, es recomendable cultivarla en el huerto domestico por sus propiedades medicinales y porque atrae a las abejas al ser muy melífera.

Crece formando matas y si no se controla puede ser invasiva. Necesita de climas templados o húmedos no le va bien las heladas.

Le gusta mucha el sol y las plantas que reciben muchas horas de sol presentan buena calidad en sus principios activos medicinales.

En las zonas donde los veranos son muy calurosos se valorará cultivarla entre sol y sombra.

Esta planta florece a finales de primavera y puede mantener sus flores prácticamente todo el verano si este no llega con temperaturas muy altas. Durante esta época estival es el momento de recogida.

Reproducción de melisa officinalis.

Se puede conseguir plantas a partir de semillas posiblemente no sea la mejor alternativa por ser laboriosa y lenta.

La planta de melisa agarra bien por división de mata. Para realizar este proceso conviene elegir los tallos jóvenes los que se encuentran en la parte más externa de la planta.

Los tallos jóvenes poseen raíces que ayudarán a plantarla en maceta o directamente sobre la tierra.

Cuidados en el cultivo de la planta melisa officinalis.

La melisa no es una planta que necesite de muchos cuidados para que pueda crecer vigorosa.

Se debe de tener especial cuidado al inicio de la siembra para que no sea atacada por caracoles y babosa.

El riego ha de ser mantenido si la zona de cultivo es seca. Es conveniente hacer una siega al año así brotará con más vigor eliminando las ramas más viejas y secas.

¿Cuál es la composición química de la melisa officinalis?

Aunque la melisa no destaca por tener mucho aceite esencial, el mismo es muy interesante por ser antibacteriano y antifungico.

Otros compuestos que se han aislados son, flavonoides, triterpenos, taninos, mucilagos, etc.

Su composición bioquímica hace que sea una planta con buenas propiedades sedantes, diuréticas, antiespasmódicas, expectorantes, antivirales y cicatrizantes.

Para que las hojas de melisa tengan su efecto en la medicina tradicional han de contener como mínimo un 4% de hidroxicinámico expresado en ácido rosmarínico.

¿Cuáles son las propiedades de la melisa officinalis?

Las partes de la melisa que se utilizan con fines medicinales son las hojas, tallos y flores.

Especie vegetal aromática con efectos medicinales de agradable sabor y propiedades sedantes, digestiva, carminativa, expectorante, antiviral y cicatrizante, entre otras propiedades medicinales.

Los extractos de melisa pueden inducir el sueño, prolongar el periodo de latencia y la duración del mismo.

La melisa tiene un ligero efecto sobre el sistema nervioso central, de ahí se explica su utilizad para mejorar alteraciones leve del sueño, así como estados de estrés y nerviosismo.

Por otro lado, puede mejorar los síntomas por trastornos digestivos como, alivio de gases, eructos, flatulencias, digestiones lentas y pesadas.

Otro de los efectos que presenta a parte del sedante y diurético, es que puede ayudar a las personas con tensión elevada producida por estrés.

Otra a acción es que puede controlar las palpitaciones ocasionadas por estados de nerviosismo.

Debido a su acción tranquilizante puede aliviar los dolores de cabeza o jaquecas derivados de situaciones con tensión.

También es adecuada para mejorar trastornos menstruales y dismenorrea (dolor antes de la menstruación).

Propiedades medicinales de la melisa.
La propiedades medicinales relajantes e inductoras del sueño de la melisa están reconocidas.

¿Cómo se toma la melisa officinalis?

La forma más extendida y tradicional de tomar melisa es en infusión, se puede hacer la infusión sola o combinada con otras plantas que se refuerzan entre ellas.

Hacer una infusión:

  • Solo con melisa son 5 gramos de planta seca con agua hervida dejar reposar unos 10 minutos y a beber.
  • Mezclar melisa y manzanilla, hacer una tisana con estas dos plantas mejora el estado de nerviosismo.
  • Un buen relajante es la toma en infusión de melisa y tila. Favorece la fase de sueño si se toma calentito en la cama.
  • Melisa con hinojo y anís estrellado alivia las flatulencias estomacales.
  • Combinar melisa y valeriana resulta muy eficaz contra el insomnio.

Por otro lado la planta fresca se puede licuar y si apetece se puede mezclar con zumo de fruta o té.

Puede ser un excelente aditivo fresco bien picadito en ensaladas.

Otra forma es, macerar la melisa seca en aceite de girasol o de oliva sirve para aderezar purés, tostadas, ensaladas es un ingrediente más que interesante para nuestro paladar.

Existen extractos glicerados de melisa comercializados y estos se suelen adquirir en oficinas de farmacia y en herbolarios.

Conviene respetar la dosis indicada por los laboratorios, normalmente se recomienda realizar tres tomas durante el día mezclado con zumo, agua, yogur, también se puede tomar directamente.

Para hacer tintura, los principios activos se extraen de la planta previamente macerada en alcohol. La dosis, es la recomendada por los laboratorios. Por regla general se suele realizar tres tomas al día.

Como la tintura contiene alcohol no está recomendada su toma en niños ni en personas que no puedan tolerarlo.

Otra forma de administración que tiene esta planta es en comprimidos. También se puede encontrar en extracto seco.

Uso de la melisa officinalis para el cuidado de la piel.

Esta planta empieza a utilizarse con más frecuencia en la elaboración de productos cosméticos.

Decidí hacer un extracto glicerado y que formara parte de una crema hidratante, el resultado fue bastante satisfactorio, como siempre la crema no solo la probé yo, la repartí entre mis amigas y de igual forma les gustó su efecto sobre el cutis.

La melisa para la piel es calmante, relajante, hidratante y antibacteriana.

Combina muy bien con aceite de manzanilla por sus propiedades antiinflamatorias y con aceite de caléndula un maravilloso cicatrizante con función antiarrugas.

Si deseamos hacer una crema más completa podemos incorporar vitamina C, o E, ácido hialuronico y propoleo, por ser estas dos vitaminas excelentes antioxidantes en la piel y reducir el efecto del envejecimiento cutáneo.

Con los pétalos de melisa llevados a destilación se obtiene el agua de melisa con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

El agua de melisa se aplica en los casos de irritación cutánea pues calma y suaviza la piel.

De igual modo se puede utilizar como tónico en pieles maduras por su efecto antiarrugas.

Otra uso es como aftershave o para elaborar cremas para el contorno de ojos, se puede hacer la crema con aceite de aguacate o semilla de uva y manzanilla produce un efecto sedoso y descansado.

Las propiedades de la melisa para la piel.
Los extractos de melisa con una fuente de hidratación y antioxidantes para cuidar la piel.

Otras formas de aplicación y usos de la melisa officinalis.

Los compuestos químicos de la planta como el geraniol y citral actúan repeliendo los mosquitos.

Una maceta con melisa cerca de la ventana ayudará a ahuyentarlos.

Los masajes corporales o faciales con aceite esencial de melisa han de aplicarse con aceites como:

  • Hueso de albaricoque.
  • Semilla de uva.
  • Almendra.
  • Avellana.
  • Girasol.
  • Nuez de macadamina.
  • Coco.

El efecto que produce es más que positivo pues reducirá la tensión muscular, se iniciará un estado de relajación tanto externo como interno.

Los baños calientes con melisa favorece la inducción del sueño.

Si queremos aromatizar jabones artesanales con melisa la incorporaremos durante la traza.

Por otro lado la planta fresca puede calmar las picaduras de insectos.

Poner un poco de planta de melisa sobre los herpes simples puede aliviar las molestias que provoca este tipo de virus.

Tradicionalmente se han utilizado las cataplasmas de melisa cuando el tejido mamario se ha inflamado (mastitis) durante la lactancia.

En perfumería se utiliza el aceite esencial para dar olor a los perfumes.

Las hojas frescas de melisa en algunos lugares se utilizan para aromatizar el té.

¿Qué beneficios proporciona la melisa officinalis?

Principalmente es una planta con capacidad ansiolítica y sedante natural suave que ayuda a mejorar los estados de irritabilidad y nerviosismo.

Además es capaz de mitigar los efectos del estrés.

Otro beneficio que puede aportar las hojas frescas de melisa a nivel local es su ligero efecto anestésico.

Junto con la caléndula puede contribuir al proceso de cicatrización de heridas.

La planta completa se puede utilizar tanto de uso externo como interno.

La toma de melisa presenta cierta ventaja por que no produce dependencia.

Beneficios de la melisa
La melisa también está indicada para trastornos gastrointestinales, como espasmos.

¿Cómo hacer Agua del Carmen con melisa officinalis?

Tradicionalmente se ha elaborado un remedio popular casero empleado para aliviar algunas afecciones digestivas, mejorar estados de irrtabilidad, nerviosismo leve, inquietud y trastornos del sueño de origen nervioso.

Hacer agua del Carmen es sencillo se macera en vino tinto, melisa, canela, clavo, nuez moscada, cilantro y angélica.

También se puede hacer con alcohol entre 30º a 40º.

¿Qué contraindicaciones tiene la melisa officinalis?

La melisa puede potenciar el efecto sedante de algunos fármacos, como los antihistamínicos H1, barbitúricos, las benzodiazepinas y el efecto de bebidas alcohólicas.

Esta planta puede producir somnolencia por lo que puede disminuir la capacidad de reacción ante la conduccióny el uso de maquinaria etc.

Las persona alérgicas a su composición química o al aceite esencial deben de tenerlo en cuenta.

No se tienen datos validados sobre los efectos que pueda causar en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

No sé conoce la cantidad que pueda o no excretarse a través de la leche materna.

Las personas diagnosticadas con glaucoma no deben de utilizar aceite esencial de melisa.

En niños no se debe emplear aceites esenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *