Cardo mariano

Cardo mariano.

¿Cuál es el origen del cardo mariano?

El cardo mariano, cardo maría, cardo borriquero o cardo lechal, es una planta silvestre que desde la antigüedad se ha empleado con fines medicinales. Pertenece a la familia botánica de las Asteraceae de nombre científico Silybum marianum L.

Planta herbácea anual o bienal, con grandes hojas, rodeada de fuertes espinas, las flores son de un tamaño pequeño de color morado, de tallo recto, erguido, de raíz ramificada, puede llegar a medir 2 metros.

Crece en terrenos secos, floreciendo entre julio y agosto. Es una hierba silvestre bastante extendida por los campos. Se encuentra en el sur de Europa, Australia, norte de África, América del Sur y del Norte.

Desde la antigüedad se ha usado el cardo mariano con fines terapéuticos naturales para tratar procesos de afectación del hígado y de la vesícula biliar. Actualmente se utiliza en fitoterapia.

Demostrada sus propiedades medicinales y los efectos positivos que tiene para la salud, esta planta silvestre se ha convertido en hierba cultivable.

Las excelentes propiedades del cardo mariano para la salud.

Numerosos estudios han validado las buenas cualidades del Silybum marianum, para la salud, esta función se debe a la silimarina el compuesto químico más importante de esta planta.

La silimarina es un conjunto de principios activos con propiedades

  • Antiinflamatorias.
  • Antioxidantes.
  • Hepatoprotectora,
  • Protector renal.
  • Diabetes.
  • Estreñimiento.
  • Amenorrea.
  • Diurético.
  • Alivio de alergias estacionales.
Cardo mariano estadísitcas.
Es excelente para el cuidado del hígado.

Composición del cardo mariano.

El Silybum marianum esta compuesto por sustancias bioquímicas entre ellas:

  • Esteroles como campesterol, sitosterol, estigmasterol y campestrol.
  • Ácidos orgánicos.
  • Mucílagos.
  • Aminas como tiramina e histamina.
  • Proteínas.
  • Vitaminas C y E.
  • Carotenos.
  • Minerales; hierro, cromo, magnesio, manganeso, fósforo, zinc y selenio.
  • Principios amargos.
  • Ácido linoleico.
  • Oleico
  • Palmítico.
  • Silimarina formada por la unión de flavonoides,
  • Lactonas.
  • Alcaloides.

Científicos alemanes extrajeron la silimarina de unas semillas previamente secas del cardo mariano. (Luper,1998)

¿Para qué sirve el cardo mariano?

El cardo mariano se ha utilizado como remedio natural en afecciones hepáticas y de la vesícula biliar.

Ante una afección hepática, las encimas que colaboran con el hígado pueden estar alteradas, y sus valores pueden presentarse por encima de los considerados normales.

En algunos estudios la silimarina influyó en la normalización de estas encimas sobre todo cuando fueron alteradas por el consumo de alcohol.

Las semillas de cardo mariano se han usado para proteger al hígado de mordeduras de serpientes, picaduras de insectos, del consumo de alcohol y del hongo amanita phalloides (Rambaldi et al, 2005).

Cardo mariano para el hígado.

Hepatoprotector este tipo de acción se le atribuye a la silimarina, extracto del cardo mariano, ya que la silimarina puede bloquear la entrada de toxinas en la célula y asimismo evitar la inflamación, por otro lado puede promover el crecimiento de hepatocitos.

La silibina se emplea en el tratamiento de la hepatitis vírica sobre todo al inicio de la enfermedad.

Por otro lado puede activar la síntesis de proteínas y favorecer el proceso de antioxidantes, pudiendo ejercer como regenerador hepático.

Hígado graso o esteatosis, se relaciona con el consumo de alcohol aunque existen otros mecanismos desencadenantes de esta patología y factores de riesgo, como las dietas inadecuadas con alto contenido en grasas, obesidad importante, trigliceridos elevados (hipertrigliceridemia), antecedentes familiares con hígado graso, etc.

Estudios realizados con personas con hígado graso no alcohólico, que siguieron una dieta hipocalórica y además se les administró silimarina, el resultado fue la mejoría del estado de salud del hígado.

El estudio demostró que la dieta hipocalórica contribuye a mantener en buenas condiciones el hígado y que la silimarina favorece su mejoría.

"¿Cuáles

Cardo mariano para el riñón.

Esta especie vegetal también se usa para proteger al riñón contra diferentes tipos de tóxicos.

Además aumenta la diuresis y puede reducir la inflamación de las vías urinarias.

La toma de cardo mariano en infusiones favorece el aumento de diuresis por lo tanto, su consumo en forma de tisanas es adecuado en caso de cistitis y prostatitis.

Cardo mariano para la menstruación.

La combinación de cardo mariano con otras plantas con milenrama o el sauce blanco, hacen una mezcla positiva para aliviar los síntomas de la menopausia, ya sean sofocos, sudores nocturnos o dolores de cabeza.

Cardo mariano para las encías.

Para tratar procesos inflamatorios en las encías como gingivitis, los buches con colutorios formuladoscon cardo mariano son un buen remedio para reducir la inflamación y el sangrado de encías.

Cardo mariano para piernas pesadas.

Tiene efecto venotónico reforzando la pared de las venas. Se emplea para calmar la sensación de pesadez de piernas, alivia la sintomatologia que va unida a las hemorroides, puede ayudar a disminuir el edema. No actúa como tratamiento convencional se usa para aliviar síntomas.

Acción hipoglucemiante del cardo mariano.

Tiene algún efecto suave hipoglucemiante en algunos casos, la toma de cardo mariano ha modificado la cantidad de glucosa en sangre y en otros no. Se necesita más estudios con resultados finales comunes para determinar si el cardo mariano incide sobre los niveles de glucosa.

Cardo mariano encías.
La silimarina ayuda en la salud de nuestras encías.

Cardo mariano para cuidar la piel.

Su propiedad astringente en los tejidos hace que el cardo mariano sea adecuado para tratar ulceras cutáneas además, tiene cierta acción hemostática al reducir el flujo hemorrágico.

Los productos dermocosméticos elaborados con cardo mariano reducen la intensidad de las manchas en la piel.

Otros usos del cardo mariano.

En intoxicación de metales pesados como el aluminio o el plomo.

Intoxicaciones alimentarias o agua contaminadas y que puede provocar nauseas, vómitos, diarrea con daño hepático puntual.

Alivia la sintomatología de alergia estacional como rinitis aguda. El Silybum marianum se asocia con antihistamínicos por su acción coadyuvante.

Estimula la producción de leche materna, tradicionalmente las mujeres durante la lactancia han tomado cardo mariano con este fin.

¿Cómo debo tomar el cardo mariano?

Para la elaboración de productos con fines terapéuticos se utilizan las semillas molidas y las flores.

La forma de presentación comercializada más habitual es en:

  • Cápsulas.
  • Comprimidos.
  • Extractos glicerados.
  • Tintura. 

Estas formas de presentación del cardo mariano son buenas para aprovechar sus propiedades hepatoprotectoras.

En tintura la dosis recomendada es de 45 a 75 gotas diarias de dos a tres veces al día. Conviene tomarlo entre comidas.

Los extractos glicerados es mejor mezclarlos con agua o zumo unas 60 gotas al día de igual forma que la tintura tres veces al día.

En comprimidos o cápsulas la dosis es entre 100 a 300mg.

Las presentaciones comerciales de cardo mariano deben de indicar la cantidad de silimarina que contienen y la dosis recomendada.

Las infusiones con Silybum marianum presentan la peculiaridad de que la silimarina es muy poco soluble en agua.

Cardo mariano frecuencia.
Aunque en fines terapéuticos se utilizan las flores su presentación habitual son las cápsulas.

¿Cuáles son los beneficios que aporta el cardo mariano?

  • Principalmente es una planta hepatoprotectora.
  • Se emplea para reforzar el tratamiento contra la hepatitis ya sea aguda o crónica, con diferente etiología como puede ser víricas, medicamentosas etc, en cirrosis, también se usa para tratar el daño hepático causado por distintas sustancias toxicas.
  •  Impide que la sustancia toxica que porta la amanita phalloides entre en el hepatocito, evitando la diseminación de la toxina por todo el organismo, es un tratamiento médico.
  • Se cree que la ingesta de esta planta puede ayudar a regular los valores de glucosa (en estudio).
  • Buen protector neuronal por lo que puede tener acción contra enfermedades degenerativas como por ejemplo el alzheimer.
  • El cardo mariano contiene principios amargos que estimulan las secreciones gástricas poniendo en funcionamiento los receptores del apetito.
  • Las semillas también se utilizan para tratar enfermedades hepáticas con base inflamatoria.
  • Tiene la facultad de aumentar el volumen de secreción biliar.
  • Junto con otros componentes químicos interviene en la absorción de grasas.
  • Favorece la regeneración hepática.
  • In vitro frena el crecimiento de células tumorales.
  • En cosmética se usa el aceite de cardo mariano y los extractos glicerados para formulas cremas caseras con efecto anti age y para aclarar manchas.
Cardo mariano beneficios.
El principal beneficio es la protección del hígado.

Contraindicaciones y seguridad del cardo mariano.

En principio se considera que la silimarina es un fármaco seguro, bajo control del especialista.

Estudios realizados en laboratorio han demostrado que no es un compuesto toxico.

Si que se ha observado algún efecto secundario, como molestias gastrointestinales con hinchazón, ligero efecto laxante, vómitos, algún dolor moderado de cabeza, astenia y vértigo.

No se recomienda su toma en pacientes que tengan la tensión elevada ni en personas con tratamiento antidepresivo.

Se cree que puede tener interacción con fármacos que se metabolicen por medio del citocromo P450.

La auto medicación esta desaconsejada siempre. Cuando hay una patología hepática se ha de acudir al médico.

En algunas personas el contacto directo con la planta fresca le puede ocasionar algún tipo de reacción alérgica. En estos casos no esta aconsejado el uso de cosméticos ni de higiene personal que la contengan.

Deben tomar precauciones quien tenga hipersensibilidad a la propia hierba o a las plantas clasificadas en la familia de las Compuestas.

La OMS, recomienda no administrar en mujeres embarazadas tampoco en lactancia ni en niños.

Escop y la Comisión E alemana aprueban la aplicación en tratamientos de inflamación crónica y en caso de cirrosis hepática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *