Aceite de harpagofito

aceite de harpagofito

¿Qué es? y origen del aceite de harpagofito.

El aceite de harpagofito nace de la raíz cuyo nombre botánico es Harpagophytum procumbens, significa planta de gancho, cuya denominación se deriva de la apariencia física de garfios afilados del fruto.

El Harpagophytum procumbens L. nace en suelos arcillosos y arenosos. De raíces profundas y ramificadas, a dichas ramificaciones se les denomina raíz secundaria donde se observa tubérculos de gran peso.

El harpagofito es originario del sur de África se encuentra de forma natural desde el desierto de Kalahari hasta las isla de Madagascar. Su hábitat natural son las regiones semidesérticas de Sudáfrica.

Los nativos de esta zona lo utilizaban para mejorar el dolor de la zona lumbar, articular y muscular. Por otro lado se asociaba para disminuir las malas digestiones y el dolor de cabeza.

Otra forma de uso del aceite de harpagofito en medicina tradicional consiste su uso en cataplasmas para tratar las torceduras, heridas leves o esguinces.

Su función terapéutica fue detectada a principios del siglo XX.

Propiedades del aceite de harpagofito.

A la raíz de harpagofíto se le distinguen propiedades de aplicación externa e interna. Las sustancias químicas naturales que lo conforman de uso tópico se le atribuyen los siguientes efectos:

  • Antiinflamatorio.
  • Antirreumático.
  • Analgésico.
  • Cicatrizante.
propiedades, beneficios aceite de harpagofito
A esta planta natural del desierto de Kalahari se le considera un antiinflamatorio natural

Beneficios y usos del aceite de harpagofito.

A la raíz de harpagofíto se le asignan varios beneficios terapéuticos medicinales tradicionales, los más destacables a nivel tópico son:

Acción antiinflamatoria, útil para minimizar las molestias o dolor articular que pueden cursar con frecuencia en la práctica de deportes, asimismo la edad también favorece este tipo de afecciones.

Los músculos, ligamentos o tendones pueden verse afectados por un proceso inflamatorio ocasional, debido a la acción mecánica del aparato locomotor. En estos casos este aceite vegetal puede ser bastante apropiado, mejorando sus efectos, si antes del masaje, calentamos un poco la zona a tratar con calor seco.

También ayuda a mejorar el dolor lumbar, hombros, muñecas y pies.

El efecto analgésico se le atribuye a que en su composición se encuentran glucósidos iridoides.

El efecto antiinflamatorio de Harpagophytum procumbens L. es atribuible a la presencia de iridoides ejerciendo una actividad inhibidora de la síntesis de prostaglandinas, restringiendo la permeabilidad de las membranas celulares, reduciendo la inflamación de forma inespecifica.

Los efectos mencionados se pueden potenciar cuando se asocia el aceite vegetal de harpagofíto con aceite esencial de lemograss o hierba limón. Esto es debido a que este aceite esencial también ofrece propiedades beneficiosas para la circulación y al mismo tiempo puede actuar como calmante.

Contusión según Real Academia Española “Daño que recibe alguna parte del cuerpo por golpe que no causa herida exterior”.

La contusión es una lesión traumática causada por el impacto sobre un objeto normalmente duro, y puede provocar enrojecimiento o hematoma en la piel, la aplicación del aceite de la garra del diablo mejorará los efectos causados por dicho impacto en la zona, como la inflamación y el dolor.

El aceite de harpagofíto se puede combinar potenciando sus propiedades con aceite de romero, manzanilla, árnica, hipérico y caléndula.

Cómo hacer aceite o macerado de harpagofito.

Las propiedades antiinflamatorias y calmantes del aceite de harpagofito, lo clasifican como un buen recurso natural de herbolario para tratar problemas del aparato locomotor, esto es por sus extraordinarias virtudes antiinflamatorias y analgésicas.

Hacer un macerado casero con raíz de harpagofito es sencillo y barato.

Material para hacer macerado o aceite de harpagofito.

como hacer macerado y contraindicaciones del aceite de harpagofito
Hacer este macerado es fácil solo se necesita paciencia.

Modo de hacer el oleato o macerado de harpagofito.

Lavamos bien el tarro y su tapa. Cuando se seque le pulverizamos alcohol y lo dejamos secar al aire.

Troceamos en porciones pequeñas la raíz de harpagofíto y llenamos bien cumplido el tarro. A continuación incorporamos el aceite elegido hasta cubrir nuestra raíz.

Depositamos nuestro aceite en un lugar seco durante 2 meses y de vez en cuando lo volteamos. Pasado este tiempo procedemos a su colado. Podemos incorporar vitamina E si lo deseamos, aunque no es necesario.

Para reservar nuestro macerado es preferible que sea en un recipiente oscuro, en un lugar donde no le de la luz, y alejado de la humedad y del calor. El mejor sitio para su almacenado es en frigorífico, pues su vida útil se prolonga por mucho tiempo.

La verdad, es un aceite útil, práctico y socorrido para alivio de golpes espontáneos o molestias musculares.

Si nuestra opción es comprar el aceite vegetal de Harpagophytum procumbens L. . Donde se puede adquirir con más facilidad es en herbolarios, tiendas especializadas, farmacias y en el comercio on-line

Contraindicaciones del aceite vegetal de harpagofito.

Aquellas personas con alergia, intolerancia o hipersensibilidad a la raíz de Harpagophytum procumbens L. no deben usar dicho aceite vegetal.

Durante el embarazo no está recomendada su aplicación.

Bibliografía:

Arkocapsulas Harpagofito (Harpagophytum procumbens L.)

La Botica de la Abuela, plantas para la salud, 1999 Circulo de Lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *