Cómo conservar los aceites esenciales

como conservar los aceites esenciales

Caducidad de los aceites esenciales.

Cómo conservar los aceites esenciales, estas sustancias aromáticas utilizadas en aromaterapia se encuentran en diferentes glándulas de una gran variedad de plantas, asimismo lo frecuente es encontrarlas en hojas, raíces, en los tallos, en las flores y en el fruto.

No debemos confuir aromaterapia con fitoterapia. En aromaterapia solo se utilizan aceites esenciales y en fitoterapia se usan las distintas partes de la planta.

Los aceites esenciales se emplean con fines terapéuticos o cosméticos.

¿Cómo conservar los aceites esenciales una vez abierto el frasco?. El aceite entra en contacto con el aire, y esta simple acción origina en el aceite esencial cierto grado de oxidación. Para reducir este proceso químico lo más posible, se aconseja guardar el aceite en frascos pequeños.

Este tipo de aceites nunca se han de aplicar puros sobre la piel, siempre hay que diluirlos con un agente graso o aceite vegetal.

como almacenar y conservar aceites esenciales
El tratamiento que se dá a las plantas va a determinar la calidad de los aceites.

¿Cómo se debe almacenar los aceites esenciales?

El almacenamiento es muy importante, es decir, como regla básica, ya que va a determinar la calidad del aceite, por eso es primordial hacerlo, desde la recogida de la planta hasta la forma de envasado del aceite esencial.

La simple acción de abrir y cerrar el frasco pone en contacto al aceite esencial con el aire, pudiéndose activar el mecanismo de oxidación en el aceite, perdiendo parte de sus propiedades.

Para minimizar el proceso oxidativo de los aceites esenciales, lo mejor es guardarlos en envases pequeños y que impidan el paso de la luz.

En el mercado se pueden encontrar envases con aceites esenciales, de 5 ml, 10 ml 20 ml ó 30 ml. Los tarros con más capacidad son más difícil encontrar en el mercado, aún así existen.

Los envases van acompañados de cuenta gotas ayudando con mayor precisión en la dosificación. Cada 10 ml de aceite esencial corresponde aproximadamente a unas 200 gotas.

Por otro lado se deben proteger de la luz, el calor y de los campos magnéticos originados por ordenadores y algún tipo de electrodomésticos.

¿Cuánto duran los aceites esenciales?

Este tipo de aceites no contienen agua, esta ausencia limita la contaminación microbiana, ya sea por bacterias u hongos. A este efecto se le une la propiedad antimicrobiana de los aceites esenciales. Este tipo de propiedad frena este tipo de proliferación de microbios.

Además otra propiedad intrinseca de estos aceites es su capacidad antioxidante. Al no contener ácidos grasos esenciales, no se produce la misma oxidación que en los aceites vegetales, sin embargo, debido a su volatilidad el contacto con el aire si que les afecta.

Por normativa cada envase debe contener su fecha de caducidad. Cada aceite esencial es diferente y lo normal, es que pueden llegar a durar cinco años, si se mantienen las condiciones adecuadas de almacenamiento.

Las esencias derivadas de cítricos, la mandarina, el limón, la naranja dulce o amarga, la lima o bergamota, la fecha de caducidad es inferior, y esta no suele superar los 3 años.

En cosmética natural como conservante se suele utilizar aceite esencial de árbol de te o de tomillo.

Como conservar los aceites esenciales es muy importante para alargar su vida útil, así como para su efectividad.

calidad y sinergia de los aceites esenciales

La buena calidad de los aceites esenciales.

Es de gran importancia definir la procedencia de estos aceites. Es bastante significativo en aromaterapia conocer el origen del aceite que se va a emplear, porque no es suficiente saber solo la especie botánica, sino también, la forma de cultivo, la variedad, el quimiotipo, propiedades organolépticas, propiedades físicas y los híbridos.

Cultivo: La forma de indicarlo es entre comillas y sin latinizar. Además deberá indicar si es de cultivo biológico. Ejemplo: Lavandula angustifolia “Marlette”

Variedad: Indica el rango entre subespecies.

Quimiotipo: La misma especie de planta puede producir aceites esenciales diferenciados en su composición química, esto va a depender si se cultiva en tierras diferentes, altitud y clima.

Propiedades organolépticas: referente al olor, aspecto y color.

Propiedades físicas: temperatura de congelación, solubilidad en alcohol.

Un aceite esencial con buena calidad aportará mejores resultados y se reducirá la probabilidad de producir efectos secundarios. Sólo los aceites 100% naturales son adecuados para aplicaciones terapéuticas.

Se debe tener en cuenta que los aceites esenciales sintéticos, no se consideran aceites esenciales puros, más bien tienen la etiqueta de falsos y por lo tanto carecen de propiedades terapéuticas.

Entre las organizaciones y normativas que controlan la calidad de estos aceites se encuentran;

Organización Internacional de Normalización (ISO/54) y la Association Francaise de normalisation (AFNOR)

La norma ISO 4720:2009 relaciona las plantas usadas en la producción de aceites esenciales.

El reglamento de la Comunidad Europea N.º 1223/2009 y sus modificaciones, determina las sustanciás prohibidas en la elaboración y en el contenido de productos cosméticos.

Algunos autores trabajan con sinergias para conseguir mejores resultados con el fin que se persigue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *