Vitamina C o ácido ascórbico

Vitamina C.

¿Qué es la vitamina C?

La vitamina C es un antioxidante hidrosoluble, interviene como cofactor de numerosas enzimas, en la síntesis del colágeno y algunos neurotransmisores.

Se considera nutriente esencial ya que no puede ser sintetizada por el organismo.

Las vitaminas son sustancias orgánicas que el organismo necesita en pequeñas cantidades, por otro lado cada vitamina tiene una función especifica.

Las vitaminas hidrosolubles son las del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6, B8, vitamina B9, B12) y la vitamina C.

La vitamina C es un nutriente esencial de color amarillo pálido, soluble en agua y algo en etanol, fotosensible y termolábil, el riñón interviene en su eliminación por medio de la orina.

La vitamina C o ácido ascórbico, está incluida dentro del grupo de vitaminas antioxidantes, además es un importante cofactor de diferentes enzimas.

¿Cuáles son las propiedades de la vitamina C?

Una de sus funciónes princiaples es como cofactor de numerosa reacciones necesitando de hierro y del cobre  y como antioxidante de acción extracelular e intracelular.

  • Fortalece el sistema inmunitario y aumenta las defensas.
  • Mejora los síntomas de catarro, gripe o constipado.
  • Es necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos en general.
  • Es una vitamina de fácil absorción, se absorbe en el tubo digestivo y se distribuye con gran facilidad por el organismo.
  • Interviene en la formación del aparato locomotor, huesos, músculos, en crear neurotransmisores y hormonas.
  • Desempeña una función importante manteniendo en condiciones adecuadas al tejido conectivo.
  • Puede proteger al corazón.
  • Interviene como coenzima, al actuar sobre el metabolismo de ciertos oligoelementos como puede ser el hierro.
  • Una disminución de hierro puede ocasionar anemia.
  • El consumo de vitamina C y hierro juntos ayuda a que este último se absorba mejor.
  • Mejora visiblemente la salud de la piel.

Alimentos ricos en vitamina C.

Es importante añadir en la dieta diaria alimentos con contenido de vitamina C, ya que el organismo necesita de este micronutriente para realizar funciones vitales, pues el ser humano porsi mismo no es capaz de sintetizar.

Incluir una porción de vitamina C en la dieta puede contribuir a mantener la piel saludable, joven y brillante.

Se encuentra bastante distribuida por la naturaleza, por lo general todas las frutas y verduras la contienen en mayor o menor cantidad.

  • Soja fresca.
  • Kiwi.
  • Fresa y fresón.
  • Naranja.
  • Mandarina.
  • Limón.
  • Pomelo
  • Brócoli.
  • Coliflor.
  • Papaya.
  • Pimientos.
  • Guayaba.
  • Toronja,
  • Tomates.
  • Grosella negra.
  • Patatas.
  • Coles de bruselas

Dos limones en un limonero.

Los alimentos de escaso contenido en este nutriente son los cereales, legumbres, frutos secos, también se incluyen carne, pescado, huevo, leche y sus derivados.

Deficiencia de vitamina C o ácido ascórbico.

Hervir las verduras puede reducir el contenido de ácido ascórbico entre un 50% a un 80% (Li y Schellhorn,2008)

El déficit importante de vitamina C ocasiona una enfermedad llamada escorbuto y este se puede observar, después de no haber consumido alimentos que la contengan, durante un periodo de tiempo entre un mes y medio a tres meses

Los signos del escorbuto incluye encías sensibles y dolorosas que sangran con facilidad, pequeñas hemorragias en la piel, fragilidad capilar dando lugar a la formación de hematomas, mala cicatrización de heridas, e inflamación en articulaciones.

Las personas con escorbuto resisten peor las infecciones y en las manifestaciones tardías de escorbuto, se ha establecido la relación con la degradación del colágeno.

Si es posible se recomienda tomar juntos alimentos con contenido en vitamina C y alimentos ricos en vitamina D.

Determinados grupos en la población son más sensibles a desarrollar deficiencias de vitamina C, entre estos se encuentran los fumadores, los bebedores habituales de alcohol, los ancianos hospitalizados, los diabéticos y quienes toman anticonceptivos orales.

Propiedades y beneficios en la piel de la vitamina C.

Esta vitamina tiene muchas cualidades positivas para nuestro rostro y la salud.

La disminución de los niveles de colágeno da una apariencia de piel fatigada.

  • Actúa como un potente antioxidante repara e inactiva el daño ocasionado por los radicales libres, tanto a nivel externo como interno.
  • Interviene en la síntesis de colágeno integrado por glicina, prolina e hidroxiprolina, formando un colágeno fuerte, mejorando la densidad de la dermis, reduce las arrugas, el aspecto del cutis es más joven y luminoso.
  • Mejora la circulación de vasos sanguíneos, asimismo los nutrientes llegan con más facilidad y se distribuyen mejor.
  • Fortalece y da resistencia a los capilares.
  • Aumenta la hidratación la piel retiene más agua proporciona más elasticidad.
  • Repara y renueva la piel después de exponerla al sol, nieve y viento.
  • Interviene en la defensa de los tejidos resistiendo mejor las agresiones externas.
  • Esta especialmente indicada para tratar el fotoenvejecimiento provocado por los radicales libres externos, ya sean medioambientales, por consumo de tabaco o alcohol.
  • Aclara las manchas de la piel causadas por la edad, la luz solar, corrige las líneas de expresión y las arrugas.
  • Especialmente recomendada en tratamiento contra psoriasis y eccema.
  • Esta indicada para tratar pieles grasas, con acné, secas, muy secas, envejecidas prematuramente, mixtas y normales.

Joven rubia guapa.

  • Reduce el riesgo de padecer la enfermedad de gota.

Incluir en la dieta un aporte adecuado de vitamina C, ralentiza el envejecimiento de la piel y promueve una piel saludable.

Propiedades y beneficios de vitamina C en el cabello.

Un déficit de ácido ascórbico ocasiona un pelo seco y quebradizo.

Los beneficios que aporta el ácido ascórbico en el pelo entre otros son los siguientes:

  • Es ideal para pelos finos y puntas abiertas.
  • Proporciona volumen a los cabellos.
  • El cabello recupera fuerza y vida desde la raíz hasta las puntas.
  • Puede ayudar a eliminar la grasa del cuero cabelludo.
  • Su uso esta indicado para todo tipo de cabellos.

Precauciones elaborando cosmética natural.

El ácido ascórbico en cosmética es una vitamina altamente inestable, se oxida e inactiva con facilidad, por lo que se debe tomar determinadas cautelas para beneficiarnos de sus propiedades.

Cuando hagamos cremas incluida la vitamina C tendremos en cuenta.

  • La unión de ácido ascórbico y licopeno otro antioxidante y antiinflamatorio contribuye a regenerar y estabilizar la vitamina C.
  • Cuando hagamos nuestra cosmética casera incorporaremos la vitamina C a nuestro preparado, cuando este adquiera una temperatura inferior a 20ºC.
  • La unión de la vitamina C o ácido ascórbico (hidrosoluble), con la vitamina E o tocoferol (liposoluble), refuerza y potencia las propiedades propias de cada vitamina.

Crema lavanda y limón

  • El valor del PH del cosmético será aproximadamente de 5,5, siempre lo mediremos al final.
  • En las formulaciones con aceites vegetales en ausencia de agua, la cantidad de vitamina C, utilizada es menor para percibir los efectos anhelados tanto faciales como corporales.
  • La incorporación de ácido abcórbico  en productos cosméticos caseros modifica el ph, su tendencia es a bajarlo. Debemos subirlo hasta llegar a un ph de 5,5 con bicarbonato sódico.
  • La industria cosmética estabiliza la vitamina C entre otros principios activos con ácido glicólico o ácido ferúlico.
  • Hacer una ccrema casera reparadora, antiarrugas para pieles maduras, antiarrugas es agregar extracto de ginkgo biloba y vitamina C.

¡Podéis probarla y comprobareis los buenos resultados en la piel!.

La vitamina C es fotosensible por esto, no se recomienda la exposición a la luz solar después de aplicarla. Si resulta inevitable la “exposición solar” se deberá aplicar un fotoprotector muy alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *