Consejos para protegernos de la radiación solar

consejos para protegernos de la radiación solar

Consejos para protegernos de la radiacción solar.

Consejos para protegernos de la radiación solar. Son los meses de verano, cuando se realizan más actividades al aire libre, sin embargo durante esta época los rayos solares recaen de forma perpendicular sobre la tierra y son cuando más inciden y más alta es la radiación solar.

Nuestra piel es mucho más vulnerable a la exposición solar en verano, por esto lo conveniente es protegernos para evitar el daño que pueda causar a nuestra salud.

Los efectos son más negativos para nuestra salud cuando la exposición solar es más prolongada, porque es acumulativa.

Algunos de los resultados de la exposición prolongada al sol son quemaduras, enfermedades oculares, envejecimiento prematuro cutáneo, incluso el sistema inmunológico puede verse afectado.

radiacion solar
Protegerse del sol.

Protección frente a radiaciones solares.

La exposición al sol tiene grandes beneficios para la salud, no queda exenta de riesgos para el organismo. Por eso se ha de utilizar protección solar.

Conviene saber que:

  • Las personas de piel clara o muy clara, ojos claros, pelo rubio, pelirrojo nunca se ponen morenos.
  • Los primeros años de vida requiere mayor atención en la exposición al sol.
  • El riesgo de padecer cáncer de piel aumenta cuando se ha tenido muchas quemaduras solares.
  • Las pecas es un indicador de sensibilidad a las radiaciones solares.
  • El sol afecta tanto a jóvenes como personas mayores todos podemos ser lesionados por el sol.
  • Los niños son más sensibles a los daños que provoca la exposición solar.
  • Un día nublado no significa que las nubes hagan de muro para el paso de la radiación.
  • Las nubes limitan algo (muy poco) la capacidad de penetración de la radiación UV. Por lo tanto siguen siendo activas, causando quemaduras y el resto de lesiones de su propia naturaleza.
  • Especial atención requieren determinadas zonas de nuestro cuerpo, como escote, rostro, cuello y manos.
  • Ciertos medicamentos pueden presentar fotosensibilidad. Es indispensable consultar con el personal sanitario, si el medicamento que se esta tomando presenta fotosensibilidad.
  • La radiación es mayor en las zonas cercanas al ecuador.
  • Las plantas con contenido en cumarinas puedan provocar reacciones de fotosensibilidad.
los niños son extremadamente sensibles al sol
Cuidar la piel de un niño.

Consejos para protegerse del sol.

La mejor forma de evitar lesiones provocadas por la radiación solar es tomar precauciones.

La franja horaria en la que es mejor no exponerse al sol es desde las 12 horas a las 16 horas

Es necesario proteger los ojos con gafas de sol que tengan protección UV.

Realizar actividades o deportes al aire libre implica la necesidad de utilizar un protector solar.

Se debe de utilizar gorro, sombreros, gafas, camiseta, zapatos en la superficie corporal expuesta a la radiación solar.

La ropa es un buen protector físico.

La hidratación es otro tipo de prevención por lo que hay que beber agua con frecuencia.

No se debe permanecer mucho rato al sol incluso llevando protector solar.

Las radiaciones ultravioletas se reflejan en el agua, en la arena de la playa y en la nieve.

Diversos estudios han manifestado la importancia de aplicar correctamente las cremas, lociones, geles, etc. de protección solar para alcanzar la correcta protección.

Échese protector solar siempre que vaya a exponerse al sol.

Por otro lado es básico repetir con frecuencia la aplicación del protector.

No olvidar que ningún protector solar protege al 100%.

Tomar el sol con el objetivo principal de embellecer nuestra piel con un intenso bronceado no es aconsejable.

Debido a la altitud en la montaña los índices de radiación son más altos que en la playa.

En el rosto las partes que primero se queman son, el labio superior y la nariz.

verano
La montaña ofrece un indice de radiacción alto.

¿Cómo aplicar la crema solar y cada cuánto tiempo debemos hacerlo?

En las primeras exposiciones solares estivales lo adecuado es utilizar un fotoprotector con un factor de protección más alto.

El protector solar debe resguardar de las radiaciones UVB y UVA, por lo tanto debe bloquear los dos tipos de radiación.

Antes de seleccionar un protector solar debemos tener en cuenta el tipo de piel, la edad, las características y las condiciones en las cuales nos exponemos al sol.

Especial atención necesitan ciertas partes del cuerpo como la cara, cuello, escote, hombros, empeine, orejas, labios, por ser zonas muy sensibles a la exposición solar.

En las regiones del cuerpo anteriormente citadas se aplicará un factor de protección solar alto, de igual forma lo administraremos con mayor frecuencia.

La cantidad de protector solar sobre la piel ha de ser generosa, lo aplicaremos sobre la piel seca con ligeros masajes insistiendo bien.

¿Qué tipo de protección solar debo utilizar?

No existe protección solar total, este dato nos obliga a fijar la atención sobre el conjunto de medidas que se deben tomar, han de estar encaminadas a reducir el peligro que ocasiona para nuestra salud recibir acumulo de radiación solar.

En términos de proporción:

  • – El factor de protección 15 bloquea alrededor del 93 por ciento de los rayos UVB.
  • – El factor de protección 30 intercepta alrededor del 97 por ciento de los rayos UVB,
  • El factor de protección 50 bloquea alrededor del 99 por ciento de los rayos UVB.

Ningún producto de protección solar protege o bloquea la radiación UVB ni la UVA al 100 por 100.

La gran oferta de productos de protección solar a veces hace difícil elegir la compra. Su venta está en farmacias, herbolarios, droguerias, centros comerciales entre otros.

Las casas comerciales más populares son; Nivea, Deliplus, Delial, La Roche Posay, Cien, Aptonia, Isdin, Babaria, Apivita, así muchas más.

Hidratar y calmar la piel después de tomar el sol con aceites vegetales.

Los aceites vegetales son ideales para calmar e hidratar la piel después de la exposición solar. Los efectos del sol en la piel son muchos desde irritación, inflamación y tirantez, descamación, rojez y deshidratación.

Los aceites vegetales tendrán que calmar algunos síntomas molestos y además repararan la piel en profundidad.

Aceite de caléndula con propiedades inflamatorias, calmantes y reparadoras. Un maravilloso aceite que nos regala la naturaleza.

Aceite de germen de trigo rico en vitamina E, es un excelente protector para la piel.

Aceite de hipérico antiséptico, cicatrizante. Es fotosensible.

Aceite de manzanilla otra ofrenda de la naturaleza es reparador, calmante y antiséptico.

En el blog podeis encontrar cómo cuidar la piel después de tomar el sol y como cuidar la piel antes de tomar el sol. Os animo a que le echéis un vistazo.

¿Te ha gustado su contenido?. Puede distribuirlo a través de las redes sociales. Nos ayudarás a crecer.

Webgrafía:

https://www.sanidad.gob.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.