Cómo cuidar la piel antes de tomar el sol para broncearse

como cuidar la piel antes de tomar el sol para broncearse

Preparar la piel antes de tomar el sol y conseguir un bronceado seguro.

Cómo cuidar la piel antes de tomar el sol para broncearse es una necesidad. El astro rey es esencial para la vida. El sol tiene efectos positivos para la salud de la piel, igualmente actúa en procesos biológicos necesarios para el ser humano, como es la síntesis de vitamina D.

Con independencia de la necesidad y beneficios que aporta el sol a nuestra salud, también puede ocasionar otros efectos más dañinos derivados de exposiciones intensas, como son las quemaduras solares, lesiones oculares.

Cuanto mayor es la exposición solar más riesgo se acumula, acelerando el envejecimiento, manchas, cáncer de piel y alteraciones inmunologícas.

Cuidar la piel antes de exponerla a los rayos del sol es tan importante como hacerlo en el momento o después de tomar el sol.

Los protectores solares no impiden el bronceado, este se consigue igual nada más que un poco más dspacio y seguro.

Tratamientos para cuidar y preparar la piel antes de exponerla al sol.

Preparar la piel para unos días de playa o al aire libre requiere una serie de cuidados preventivos de belleza y sobre todo de salud, evitando la deshidratación, la inflamación, el eritema solar y otras lesiones cutáneas.

En el mercado se puede adquirir productos formulados para preparar la piel, también podemos utilizar otros más naturales, puros como son los aceites vegetales.

A lo largo de la historia los aceites vegetales han demostrado su utilidad protegiendo la piel de las inclemencias de la climatología.

Exfoliar, limpiar y mantener medidas de higiene en la piel antes de tomar el sol.

Exfoliar la piel.

El propósito de exfoliación es eliminar toxinas, además estimula la circulación linfática y la sanguínea, el oxigeno llega mejor a los tejidos, por lo tanto mejora su nutrición.

La exfoliación trata de regenerar la piel con células nuevas. Tras este tipo de tratamiento estético el resultado es una piel más luminosa y más con fortaleza.

Los aceites vegetales pueden ser el agente transportador del compuesto exfoliante, al mismo tiempo presenta la ventaja de hidratar nuestra piel mientras se exfolia.

exfoliar, hidratar la piel antes de tomar el sol conseguir bronceado dorado
Cuidar antes de tomar el sol es prevenir.

Revitalizar la piel tanto corporal como facial.

Otra forma de proceder para preparar la piel antes de exponerla al sol, es potenciando la hidratación desde las capas más externas a otras más internas. Estos tratamientos se realizan a base de ácido hialurónico, aceites vegetales puros y vitaminas.

Recomendaciones para preparar la piel antes de exponerla al sol.

La mejor protección es la ropa, sombrero y gafas, sin olvidar el protector solar, que debe ser de alta protección y de acuerdo con nuestro tipo de piel.

A esto le uniremos evitar exponernos al sol durante las horas de máxima radiación solar, ya que son las más dañinas. Este horario es de 12 horas a 16 horas. La cantidad de horas para tomar el sol será aquella que no tenga efectos perjudiciales.

Beber mucho líquido, el aporte de agua e infusiones es muy importate para reponer la pérdida de líquidos, y evitaremos el consumo de bebidas gaseosas y con alcohol.

Cómo alimentarse antes de tomar el sol.

Los alimentos más importantes son la fruta y verdura fresca de temporada, a estos se le une los aceites vegetales y pescado azul.

Los carotenoides, vitamina C y E pueden verse disminuidos con la piel fotodañada, por ello es aconsejable el aporte de alimentos que contengan este tipo de vitaminas. Principalmente estos micronutrientes se encuentran en vegetales (zanahorias, tomates) verduras de hoja verde.

También incluiremos los ácidos grasos esenciales aportados por el pescado azul y los aceites vegetales, otro integrante nutricional será el germen de trigo, dado su elevado contenido nutrientes.

Por otro lado también se recomienda un poco de ejercicio físico, por ser un factor que estimula la circulación sanguínea, contribuyendo al aporte de oxigeno y de compuestos necesarios para el organismo.

Cómo cuidar la piel e hidratarla antes de tomar el sol para broncearse.

La piel debe estar dispuesta y preparada para minimizar la presencia de los rayos del sol que reciba.

Dentro de las cosas que se han de hacer lo más relevante es protegerse de los rayos UVB y UVA,

Preparar bien n uestra piel es importante si deseamos adquirir un bonito bronceado e uniforme.

hidratar, cuidar la piel efter sun un bronceado luminoso y duradero
Cuidar la piel, antes, duarnte y después de tomar el sol, es proporcionarle salud.

¿Cómo hidratarnos la piel antes de tomar el sol?

Los aceites vegetales son una opción natural que proporcionan efectos beneficiosos, y  además nos van a servir para hidratar y proteger la piel de los rayos del sol.

Una piel hidratada favorece un bronceado uniforme, y minimina la instalación del envejecimiento prematuro. Esto no quiere decir que los aceites vegetales nos van a servir como protectores solares.

Algunos aceites tienen factor de protección natural, sin embargo el factor de protección necesario para nuestra piel no estará asegurado al 100%. Aún así broncearse y protegerse es compatible y saludable.

Aceites vegetales para cuidar e hidratar la piel antes de tomar el sol.

Los aceites vegetales pueden actuar como un cosmético natural con efecto hidratante, y con la capacidad de restaurar la capa cornea, además atraen y retienen agua conservando el estado natural y aspecto de la epidermis.

Los aceites vegetales más adecuados para cuidar la piel antes de tomar el sol son:

  • Sésamo.
  • Zanahoria.
  • Pepita de frambuesa.
  • Monoi de Tahití.

Preparar y cuidar la piel para un buen bronceado antes de tomar el sol con aceite vegetal de sésamo.

Dentro de las propiedades del aceite vegetal de sésamo, predomina su capacidad de filtrar los rayos UVB. El aceite de sésamo está considerado uno de los aceites vegetales protectores solares.

Aún así el filtro solar que contiene no es suficiente para protegernos del sol, por lo tanto es recomendable complementar la protección añadiendo otro protector solar.

Las propiedades hidratantes, reafirmantes, y antioxidantes, unidas a su filtro solar, se considera que el aceite vegetal de sésamo es adecuado para cuidar y proteger la piel del sol, además contribuirá a conseguir un bronceado uniforme, duradero y luminoso.

En el campo de la industria cosmética en algunas cremas solares incluyen el aceite de sésamo, tanto como protector solar, como estimulador del bronceado.

Aceite de zanahorias y sus propiedades bronceadoras.

El aceite de zanahorias en realidad es un macerado de la raíz de zanahoria en un aceite vegetal. El macerado consiste, unir el fruto y el aceite. Pasado un tiempo los principios activos de la zanahoria pasan a formar parte del aceite, por lo tanto el aceite se convierte en un cóctel de vitaminas.

Por otro lado el aceite de zanahoria tiene propiedades autobronceadoras y en contra posición no tiene ninguna capacidad protectora frente al sol.

El aceite vegetal de zanahoria y su rica composición en carotenoides, ofrece a la piel un bronceado dorado y luminoso. Además mantiene la hidratación interna, es muy bueno revitalizando, nutriendo y predomina su capacidad de regenerar la piel.

El aceite de zanahoria determina una precaución, diluirlo con otro aceite vegetal, pues su concentración en vitaminas puede teñir la ropa.

Este aceite es un clásico, en la industria de los bronceadores, ya que esta presente como materia prima de los mismos.

aceite de zanahorias, monoi de Tahiti, franbuesa,sesamo aceites para cuidar la piel
El aceite de zanahoria ayuda a broncearse.

El aceite de pepita de frambuesa para cuidar y preparar la piel antes y durante la exposición solar.

El aceite de pepita de frambuesa tiene capacidad como filtro solar de los rayos UVA, sin embargo no es efectivo a la hora de filtrar rayos UVB, lo mas adecuado es mezclar el aceite de pepita de frambuesa con un producto solar.

De todas formas el aceite de pepita de frambuesa protege la piel de forma natural, tanto del envejecimiento prematuro, como de las agresiones externas sobre todo de las medioambientales.

Destaca su composición la riqueza de carotenoides y vitamina E, por lo que confiere poder reparador, hidratante y cicatrizante cutáneo, además suaviza la piel tras la puesta al sol y alivia las quemaduras.

Aceite de monoi de Tahití cómo obtener un buen bronceado cuidando nuestra piel.

En el aceite vegetal de coco se maceran las flores de Tiaré. De dicho proceso de macerado, da lugar a un virtuoso aceite vegetal, llamado aceite de monoi de Tahití, que asegura un bronceado dorado, homogéneo y duradero, al mismo tiempo evita la deshidratación, descamación y sequedad cutánea.

Además es un buen calmante del escozor y picor, dado que refresca la piel.

Por otro lado los aceites vegetales son maravillosos after sun naturales, excelentes reparadores sin compuestos químicos que puedan alterar nuestra salud.

Aquí os dejo un enlace por si es de vuestro interés Cómo cuidar e hidratar la piel después de tomar el sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *