Aceite de zanahoria

aceite de zanahoria

¿Cómo es el aceite de zahanoria?

El aceite de zanahoria, es el producto conseguido de macerar en un aceite vegetal la raíz de dicho fruto, debido a este macerado las propiedades de la zanahoria pasan al aceite.

La zanahoria es una hortaliza bianual pertenece a la familia de las Umbelíferas, el color de esta raíz varia desde el blanco, amarillo, naranja, púrpura suave, violeta y rojo, la forma va desde cortos tocones a conos en punta.

Cultivar la zanahoria es fácil aunque se adapta perfectamente a multitud de suelos, sin embargo necesita que este sea profundo, suelto, bien drenado y rico en humus.

Composición del aceite de zanahoria.

La raíz de la zanahoria es un componente de la alimentación siendo muy rica en betacarotenos un precursor de la vitamina A, también es una importante fuente de carbohidratos.

El aceite de zanahorias contiene:

Minerales; calcio, hierro, yodo, magnesio, zinc, sodio,potasio,fósforo y selenio.

Vitaminas; tiamina, rivoflavina, niacina, vitamina B6, folato, vitamina C, vitamina A, carotenos, vitamina E.

Ácidos grasos; monoinsaturados, poliinsaturados y trazas de saturados.

¿Qué propiedades tiene el aceite de zanahoria para la piel?

El aceite o macerado de zanahoria es un gran protector de la piel, sobre todo por sus contenidos en ciertos compuestos propios con propiedades especificas que contribuyen a cuidarla, entre los efectos que produce se detallan los siguientes:

  • Proporciona mucha luminosidad a la piel.
  • Sirve para el cuidado de todo tipo de pieles.
  • Ideal para pieles secas o muy secas.
  • Minimiza la profundidad de la arruga.
  • Se emplea en tratamientos preventivo o paliativo de anti-envejecimiento.
  • Ayuda a recuperar la barrera lipídica de la piel.
  • Se puede utilizar en eritemas solares leves.
  • Ayuda a tratar la celulitis.
propiedades y composición aceite de zanahorias
Excelente aceite vegetal para nuestra piel.

Beneficios para la piel con aceite de zanahoria.

Sus excelentes propiedades para la piel son dependientes de su elevado contenido en betacarotenos unido a la presencia de vitamina C, por lo que proporciona mucha luminosidad.

Revitaliza la piel le concede elasticidad y reduce la sensación de tirantez, por lo que mejora su aspecto.

Ideal para pieles secas ya que este tipo de pieles necesitan un aporte extra de sustancias activas y de ácidos grasos a fin de mantener la piel hidratada.

Reduce el marcado de arrugas ya que puede activar la síntesis de colágeno favoreciendo su entrelazado.

Favorece que la piel esté más firme mejorando la estructura de la barrera lipídica de la piel.

Sirve para mejorar el eritema solar que tras la exposición al sol se ocasiona una quemadura en la piel con el característico enrojecimiento cutáneo.

Mezclar 50 gramos de aceite de pepita de uva con 5 gramos oleato de zanahoria, 6 gotas de aceite esencial de geranio y 6 gotas de aceite esencial de limón y proceder al masajeo en la zona que se desea tratar después de la ducha, durante un mes da buen resultado reduciendo la celulitis.

¿Para qué sirve el aceite de zanahoria?

Se suele emplear como un ingrediente más en productos cosméticos. La dosificación no debe superar el 5% del peso total del productos.

  • Emulsión corporal.
  • Crema hidratante.
  • Tratamientos antiarrugas.
  • Cremas nutritivas.,
  • Serum.
  • Crema de manos.
  • Mascarilla capilar.
  • Champú.
  • Jabones.

Aceite de zanahoria puro para la piel.

Precisamente no es uno de los aceites vegetales más adecuados para utilizar puro, su elevado contenido en betacarotenos puede teñir transitoriamente la piel y la ropa.

Si se desea aplicar directamente se puede mezclar un 10% de macerado de zanahoria con otros aceites como el de argán, aguacate o nuez de macadamia.

En el mercado existen dos tipos de aceite de zanahoria totalmente diferentes, uno es aceite vegetal o macerado y el otro aceite esencial de zanahoria por lo que conviene no confundirlos.

Aceite de zanahoria es adecuado para la piel marchita.

Aceite de zanahoria para broncear la piel.

Es un excelente ingrediente para preparar la piel con intención de exponerla al sol durante los días calurosos de verano.

Además tiene el efecto de prolongar con un tono dorado y uniforme el bronceado unido a que aporta luminosidad.

Al mismo tiempo calmará la piel en caso de eritema solar dado que contiene efecto antiinflamatorio y calmante.

Aceite de zanahoria como protector solar.

El sol es fuente de vida. Los rayos de sol sobre nuestro cuerpo pueden ser agradables proporcionando calor y son necesarios para sintetizar la vitamina D, por otro lado pueden ayudar a mejorar algunas enfermedades de la piel.

Sin embargo también se ha demostrado que la exposición solar tanto excesiva como inadecuada puede dañar nuestras células, por lo tanto también puede presenta efectos negativos para la salud.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios AEMPS con fecha 28 de junio de 2019, publicó un decálogo para tomar el sol de forma segura.

El aceite o macerado de zanahoria no es un protector solar, es un producto cosmético que ayuda a broncearse consiguiendo un tono de piel dorado, uniforme y duradero, aún así este aceite no elimina la necesidad echarnos un factor de protección de acuerdo con nuestra piel y acorde con la edad.

Utilizar un factor de protección no significa no broncearse, estos productos no eliminan ese efecto simplemente es que se consigue más despacio.

macerado zanahoria protector y bronceado
Protegerese del son es cuidar la salud

¿Cómo hacer un oleato o macerado de zanahoria?

Hacer este tipo de macerado es fácil, eso sí, se necesita sobre todo paciencia. ¿Cuál es la causa?, se debe a que es necesario secar la zanahoria a su amor.

De otra forma que no sea la anteriormente mencionada, como pueda ser, aplicar calor a la zanahoria con el fin de acelerar el proceso es reducir propiedades al aceite y la verdad merece la pena programarse con tiempo.

Ingredientes:

  • 200 gramos de aceite de girasol o sésamo.
  • 70 gramos de zanahoria rallada.
  • Envase de cristal.

Procedimiento:

Procedemos a lavar y rallar la zanahoria, la dejamos en una zona aireada que no le de el sol de forma directa y cada dos días vamos dándole la vuelta para que se seque mejor y no se forme moho. Cuando se ha secado por completo significa estar lista para macerar.

Limpiamos el envase, lo desinfectamos pulverizando sobre él alcohol y esperamos a que se seque.

Introducimos la zanahoria seca y el aceite en el tarro lo cerramos bien.

Lo dejamos macerar un tiempo mínimo de 60 días al abrigo de la luz directa y dos o tres veces en semana lo agitamos.

El envase permanecerá cerrado durante todo el tiempo hasta el momento de filtrarlo y depositarlo en otro recipiente también previamente limpio y desinfectado con alcohol.

Se conserva en un lugar seco, al abrigo de la luz y en frigorífico.

Si os animáis hacerlo y lo incorporáis como un ingrediente más a vuestros cosméticos comprobareis que cremas más estupendas quedan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *