Aceite del árbol de té

aceite del árbol de té

¿Qué origen tiene el aceite del árbol de té?

El aceite del árbol de té también responde al nombre de Melaleuca alternifolia. El origen de este aceite se situá hace muchísimos de años en Australia, los nativos de esta tierra lo usaban para tratar afecciones de la piel en forma de cataplasma y curar catarros.

Este pequeño árbol pertenece a la familia de las Mirtáceas, sus hojas se disponen en forma de púas, de flores blancas, amarillas o purpura. Se suele encontrar en estado salvaje en las zonas montañosas. Es un aceite de olor intenso.

Su nombre de árbol de té se debe a los marineros del capitán James Cook que al llegar a Nueva Gales del Sur hicieron uso de las hojas.

El aceite esencial de árbol de té se extrae por destilación de las hojas frescas de Melaleuca alternifolia, la Australian Therapeutic Goods Administration reconoce como nombre oficial de aceite esencial del árbol de té, sólo cuando se obtiene de Melaleuca alternifolia.

Composición química del aceite del árbol de té.

La composición fitoquímica de este aceite es bastante compleja cabe destacar los siguientes componentes.

  • Terpineol.
  • Cineol.
  • Terpineno.
  • Cimeno.
  • Pineno.
  • Limoneo.

La malaleuca tipo terpinen-4-oil está regulada por ISO 4730:2004, revisada/corregida por la norma ISO 4730:2017 para determinar la evaluación de su calidad.

Propiedades del aceite del árbol de té.

Este aceite se utiliza desde hace muchos años, sin embargo actualmente se ha popularizado y extendido su uso, debido a su excelentes propiedades entre las que destacan:

  • Excelente antibacteriano.
  • Con propiedades antiviricas.
  • Antifungico.
  • Favorece la cicatrización.
  • Actúa como antiinflamatorio.
  • Antiparasitario.
  • Analgésico.
  • Vulnerario.
  • Desinfectante.
  • Adecuado para cabellos grasos.
  • Reduce la caspa del cuero cabelludo.
  • Presenta propiedades antiverrugas.
  • Trata el acné.
propiedades y beneficios del aceite del árbol de té
El aceite del árbol de té es un aceite polivalente

Los beneficios y usos del aceite del árbol de té.

Estudios realizados a dosis bajas con aceite del árbol de té, han demostrado tener extensa actividad antimicrobiana con la ventaja de no ocasionar resistencia.

Por otro lado para determinar la efectividad del aceite del árbol de té contra el Staphylococcus aureus, se ha detectado que no induce a la autolisis, sin embargo si se ha observado que aumenta la permeabilidad de su membrana lipídica.

Por lo tanto se valida al aceite esencial del árbol de té y alterpinen-4-ol su componente con mayor presencia su actividad frente a Staphylococcus aureus.

Asimismo este aceite esencial ha demostrado ser eficaz contra el virus del herpes simple y tener acción contra protozoos en especial frente Leishmania major, Tichomonas vaginalis y Trypanosoma brucei.

La actividad antiinflamatoria se ha validado al inhibir la liberación de mediadores inflamatorios. Esta determinación ha sido constatada in vitro.

Además se ha evaluado la efectividad contra infecciones causadas por Cándida albicans. comprobando su eficacia, por eso es útil para tratar infecciones causadas por este microorganismo.

El aceite de árbol de té es un compuesto polivalente debido a su amplio espectro de acción, debido a esto utiliza en cosmética y en terapéutica.

¿Cómo se utiliza o para que sirve el aceite del árbol de té?

Es conveniente que el aceite del árbol de té este etiquetado como puro sin mezclas y químicamente definido.

Es un aceite esencial que permitir aplicarlo directamente sobre la piel en zonas reducidas. Aunque lo ideal es añadirlo a un aceite vegetal, de esta forma se puede ampliar la zona de administración y camuflar un poco su olor penetrante.

Los aceite vegetales que mejor se asocian con el aceite del árbol de té, son el aceite de jojoba, rosa mosqueta, manzanilla, albaricoque y caléndula.

Para combatir piojos, se debe de mezclar con aceite vegetal, una vez mezclado se aplica sobre el pelo y se deja actuar alrededor de 30 minutos. Después se pasa la lendrera para eliminar huevos. Conviene repetir el proceso a los 8 días.

Verrugas y acné, con un bastoncillo impregnado en este compuesto vegetal, se dan unos toque sobre las verrugas o acné. Por otro lado al aplicarlo es mejor no salirse de la zona afectada y hacerlo por la noche.

Herpes simple, es efectivo contra el herpes simple, además alivia los síntomas que ocasiona, por otro lado al ser un buen regenerador cutáneo ayuda a disminuir cicatrices que tiende a dejar este virus.

Desinfección de heridas, se administra sobre la herida o rozadura dos o tres gotas dejándolo actuar.

Contra hongos en uñas, se aplica directamente dando un pequeño masaje insistiendo en la base de la uña.

Tiña o pie de atleta, los nadadores habituales tienen más sensibilidad a la tiña o pie de atleta, si el secado de los pies no se hace a conciencia. Las zonas más frecuentescon presencia de hongos son entre dedos o fuera de las uñas.

Para tratar los hongos, en la piel se mezcla este aceite esencial con aceite vegetal de avellana, albaricoque o girasol para proceder a dar un ligero masaje

En los casos de picaduras de insectos, al administrar aceite del árbol de té se consigue que mejore el picazón, por lo tanto se frena la necesidad de rascarse, la forma de aplicarlo es una gota o dos sobre la picadura.

Conservante natural, incorporarlo en productos cosméticos naturales como conservante es una opción interesante.

Desodorante, se puede utilizar como desodorante asociado con algún aceite vegetal.

cuidados piel y cabello aceite del árbol de té
El aceite árbol de té es adecuado para pieles grasas y con acné

Aceite del árbol de té para el cuidado de la piel.

Este aceite con diversas funciones se incorporá a un gran número de productos de higiene personal como champú, aceite de baño, cosméticos y jabones.

Uno de los usos más extendidos del aceite de árbol de té es en cosmética para cuidar y tratar algunas afecciones leves.

Cuidar y embellecer la piel requiere mantener un ritual diario, la piel grasa además necesita constancia en la limpieza, debido a que las glándulas sebaceas presentan mayor actividad.

Las pieles grasas con tendencia a formar granos y aquellas con presencia de acné pueden utilizar este aceite para reducir la acumulación de sebo.

Aceite de árbol de té para el cabello.

Sus principios activos ayudan a conseguir cabellos fuertes y sanos, previene la caída del cabello, por otro lado su función antiséptica evita algún tipo de infecciones en el cuero cabelludo.

Para cabellos grasos y cuero cabelludo con caspa grasa o seca, este aceite puede ser útil para equilibrar la secreción de las glándulas sebaceas. Se sabe que la tenencia de caspa es debido a la presencia de la levadura Pityrosporum ovale, el aceite del árbol de té es eficaz frente a esta levadura.

Sólo hay que añadir unas gotas al champú habitual o un 5% del peso total del champú. Aunque se sabe que eliminar la caspa requiere mucha constancia.

Tanto en niños como en adultos se puede utilizar como preventivo y para eliminar piojos.

Contraindicaciones del aceite del árbol de té.

Se ha descrito que la ingesta de este aceite puede provocar, dolor abdominal, diarrea, somnolencia inflamación de boca, sueño profundo y confusión.

Se ha valido que no se debe utilizar durante el embarazo ni en la lactancia.

Por vía tópica su aplicación directa puede ocasionar dermatitis en personas que presenten sensibilidad a sus componentes.

Hay que respetar la dosis recomendadas por el distribuidor o laboratorio.

Webgrafía.

ISO 4730:2017 – https://www.iso.org/standard/69082.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *