Aceite de avellana

aceite de avellana

¿Cuál es el origen del aceite de avellana?

El origen del aceite de avellanas está en el fruto del avellano. Desde la antigüedad este fruto era considerado medicinal sobre todo en la antigua China.

El avellano es un árbol pequeño cuyo cultivo se extiende por casi toda Europa.

Es de altura no muy elevada suele llegar a medir unos 10 metros.

El aceite de avellana tiene un olor agradable esta cualidad y su fácil absorción por la piel le hacen adecuado para aplicar en niños.

Extracción del aceite de avellana de primera presión en frío.

El método de extracción de aceite de primera presión en frio significa que a las avellanas se les somete a una temperatura baja para extraer el aceite, de esta forma no se modifica el zumo extraído y las propiedades originales de la avellana y el sabor no se alteran.

Este método de extracción respeta la calidad de la materia prima por otro lado no necesita que se utilicen productos químicos durante el proceso.

Se diferencia entre aceite de avellana para consumo en alimentación y el destinado a cosmética es que este último puede tener algún tipo de aditivos.

¿Cuál es la composición y propiedades del aceite de avellana?

Composición.

Contiene ácidos grasos insaturados, ácidos grasos monoinsaturados (omegas 6 y 9), minerales entre los que se encuentran fósforo, magnesio, hierro, calcio, potasio además vitaminas como B1, B6, niacina, A, tocoferol y folatos.

Propiedades para la piel.

El conjunto de sus componentes le dan cualidades excelentes para cuidar y mejorar la piel entre las que se encuentran:

  • Hidratante.
  • Nutritiva.
  • Tonificantes.
  • Regeneradoras.
  • Revitalizante.
  • Regulador sebáceo.

Propiedades para la salud.

El aceite de avellana primera presión en frio, es apto para el consumo en alimentación aporta buena cantidad de minerales como magnesio, zinc, fósforo potasio y hierro.

Por otro lado el aporte de vitaminas es tanto hidrosolubles como liposolubles entre las que destacan vitaminas del grupo B, la A y E.

Además aporta grasas vegetales.

Las propiedades del aceite de avellanas para la piel y la salud.
De las avellanas nace un aceite con diversas propiedades tanto en cosmética como para tomar con algunos alimentos, pues no acepta elevar su temperatura.

¿Para qué sirve, cuáles son los usos y qué cantidad se debe utilizar de aceite de avellana?

El aceite de avellana es de tacto ligero muy agradable más bien seco de color amarillo pálido con olor y sabor a la propia avellana por lo que es muy apareciado.

Se suele usar en alimentación tanto en reposteria como aceite gourmet y en productos de belleza para cuidar la piel y el cabello otra forma de uso es en productos de higiene personal.

Está indicado para todo tipo de pieles incluidas las grasas, mixtas, secas, maduras, estresadas, dañadas y como antiarrugas.

Se usa en aceites corporales, cremas, lociones, bálsamos, aceites faciales, corporales, jabones artesanales y emulsiones.

Puede utilizarse puro es decir hasta un 100% en masajes corporales y faciales o si se prefiere incluirse en mezcla de aceites la proporción más óptima es entre un 30%.

Para elaborar cremas se puede utilizar el 100% o si se desea menos, la cantidad más adecuada es entre un 10% a un 30%.

¿Qué beneficios cosméticos aporta el aceite de avellana?

Por su aporte en lipidos y vitaminas es adecuado para el cuidado de la piel después del sol.

En la piel tiene el efecto de calmar y suavizar.

Lubrica y protege la epidermis.

Puede aplicarse en pieles dañadas y secas por otro lado frena la pérdida de humedad.

Es muy adecuado para labios secos y estropeados además, se puede usar para prevenir las grietas labiales. Junto con el aceite de ricino forman una joya de hidratación natural para los labios.

El aceite de avellanas es muy apreciado en el proceso de elaboración de masajes.

Se recomienda, por cada 10ml de aceite de avellana echar 3 gotas de aceite esencial.

El aceite de avellana es uno de los aceites bases más apreciado en aromaterapia.

Su propiedad nutritiva le hacen útil para tratar la sequedad de los pies. Unido al aceite de coco o manteca de cacao forman un equipo excelente para hidratar los talones.

Contiene un factor de protección solar natural frente a la radiación UVA, esto no indica que no se deba utilizar protector solar, siempre hay que ponérselo por ser una forma de cuidar nuestra salud.

Aceite de avellana para el cuidado de la piel.

Es un aceite valorado en tratamientos estéticos y terapéuticos, se usa para tratar y atenuar estrías y cicatrices y celulitis tiene un efecto revitalizador de los tejidos.

Es adecuado como aceite base de masaje siendo más apropiado para pieles grasas o mixtas.

Aplicado en masajes como portador de aceites esenciales favorece el efecto y la acción de estos aceites últimos.

Entre los aceites vegetales que sirven para dar masajes el aceite de avellana es muy apreciado pudiéndose aplicar en niños y bebes, se puede dar después del baño por su efecto hidrante incluso evita irritaciones en la piel.

Se recomienda su empleo para todo tipo de pieles en especial para aquellas que tienden a la grasa o mixtas, no tapa poros su valor regulador de las glándulas sebaceas se incrementa por su toque seco.

El aceite de avellanas se utiliza en cremas de día por su propiedad humectante.

Tras el depilado o afeitado aplicar aceite de avellana con un ligero masaje calma la piel.

Combina con aceite de coco, oliva, caléndula, jojoba, granada, onagra, aguacate, chia, camelia y pepita de uva.

Aceite de avellana para tratar el acné.

El aceite de avellana es un regulador en la producción de sebo y por otro lado lo equilibra reduciendo el aspecto brillante de la piel.

El aprecio que tiene este aceite natural es ser un regulandor las glándulas sebáceas, además se potencia por ser un aceite básicamente seco unido a que no tapa poros.

Su efecto de protector solar es un valor añadido que otorga a este tipo de pieles. Esta propiedad no cumple todos los requisitos para dejar de utilizar un protector solar.

Para realizar una crema para pieles con estas características se necesita de un aceite base o no. Si se elige combiar aceites uno de los más adecuado es el aceite de jojoba y el aceite del árbol del te.

Aceite de avellana para tratar la celulitis.

El aceite de avellanas aplicado de forma pura si no le acompaña otro tipo de compuesto ya sea graso o vegetal para tratar la celulitis, el por si mismo no va a actuar como agente reductor anticelulítico.

Es un aceite interesante en tratamientos terapéuticos para tratar la celulitis y mejorar el flujo sanguíneo de la zona afectada como aceite portador de aceites esenciales.

Los aceites vegetales directamente no tiene un efecto reductor de acumulo de grasa localizada, sin embargo intervienen en este tipo de tratamientos. Son los aceites esenciales de uso cosméticos los que tienen esta propiedad.

Algunos aceites esenciales adecuados para mejorar la celulitis entre otros son:

  • Limón.
  • Naranja.
  • Pomelo.
  • Enebro.
  • Ciprés.
  • Sándalo.
  • Palmarosa.
Propiedades y beneficios del aceite de avellana.
El aceite de avellana es de los más valorados como aceite vehicular en tratamientos de belleza.

Aceite de avellana en alimentación.

Tenemos un aceite riquísimo para aderezar ensaladas, cremas y tostadas el aceite de avellanas es para añadirlo en frio.

No conviene usarlo para fritos ni para cocinar dado que no soporta nada bien temperaturas altas.

El aceite de avellanas se usa como ingrediente culinario para aderezar platos, de hecho es muy apreciado en cocina, debido a su riquísimo sabor a avellana.

En repostería a veces se sustituye la mantequilla por aceite de avellanas a consecuencia de su textura ligera .

Por otro lado es una fuente ligera de fibra por lo que puede mejorar el transito intestinal.

Por otra parte se puede señalar que no contiene colesterol.

¿El aceite de avellana presenta algún tipo de contraindicaciones?

Por regla general es un aceite bien tolerado, sin embargo las personas alérgicas o con intolerancia a los frutos secos han de evitar la ingesta de aceite de avellanas.

Tampoco deben de utilizar productos cosméticos o de higiene personal que contengan en parte o en su totalidad aceite de avellana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *