Aceite de ricino

Árbol del aceite de ricino.

Características generales del aceite de ricino.

El aceite de ricino o ricinus communis, (también conocido como aceite de castor debido a su traducción en inglés, castor oil) proviene de la planta ricino, un arbusto que nace en tierras templadas, no soporta las heladas, dado que le dañan tanto que no es capaz de recuperarse.

Nos encontramos con un arbusto de hojas grandes, las flores que le nacen son macho y hembra y su fruto está compuesto por glóbulos, la parte externa del fruto está decorado con grandes púas.

Las semillas de la planta ricinus communis, almacenan en su interior buena cantidad de grasa. De estas semillas se obtiene el aceite de ricino por presión mecánica.

El prensado de semillas produce dos productos el aceite y una sustancia de desecho llamada tortas, estas últimas se les da ciertas utilidades, por un lado se alimentan al ganado, si no están en condiciones para este uso se destina para hacer compost vegetal.

El aceite de ricino es uno de los aceite más denso, pesado, pegajoso y espeso que existe en el mercado para uso externo. Es de sabor dulce-amargo, buen astringente, con escasa absorción, de color amarillento característico.

¿Qué composición tiene y cuáles son las propiedades del aceite de ricino?

Composición.

  • El aceite de ricino es un triglicerido compuesto entre un 85% a un 90% de ácido ricinoleico que le confiere propiedades únicas.
  • Otros ácidos grasos que lo forman son palmítico, esteárico, oleico y linoleico.
  • La vitamina que se encuentra es la E.
  • Por otro lado también está compuesto por otras sustancias muy beneficiosas como los flavonoides, terpenoides, aminoácidos y fitoesteroles.
  • Es un aceite de los denominados densos de baja absorción por la piel.

Propiedades.

  • Tiene efecto humectante e hidratante.
  • Ayuda a la curación de heridas.
  • Presenta efectos antiinflamatorios.
  • Es apropiado para curar el acné.
  • Laxante.
  • Reduce ojeras.
  • Favorece el crecimiento de cejas y pestañas.
  • Fortalece uñas.
  • Analgésico.
  • Antimicotico, antibacteriano.

En cosmética se puede emplear como emulsionante.

Este aceite presenta bastante resistencia a enranciarse. Si se conserva en frigorífico se prolonga su vida útil por mucho tiempo.

Por su propiedad surfactante destaca como limpiador mezclado con agua arrastra la suciedad sin ser agresivo.

beneficios del aceite de ricino
El aceite de ricino tiene excelentes aplicaciones en cosmética

Toxicidad de las semillas de ricino.

Las semillas de la planta de ricino contienen en su interior una sustancia tóxica.

Para eliminar la toxicidad de la proteína al aceite de ricino se pasa por calor. El proceso de calentamiento elimina la toxicidad, por lo tanto el aceite de ricino queda apto para su utilización.

¿Cuáles son los beneficios y para qué sirve el aceite de ricino?

  • Para uso terapéutico es un buen limpiador de heridas trata eccemas.
  • Buen recuperador de la piel deshidratada, elimina la sequedad cutánea.
  • Reduce la intensidad de pigmentación de las manchas cutáneas.
  • Refuerza y vigoriza las uñas quebradizas incluida la cutícula en mal estado.
  • Minimiza significativamente la dureza en talones, planta del pie y codos.
  • Este aceite es adecuado para tratar ciertas alopecias, estimula el crecimiento del cabello.
  • Elimina la caspa grasa o seca del cuero cabelludo respetando el cabello.
  • Fortalece el folículo de cejas.
  • Favorece el crecimiento de pestañas
  • Aumenta la densidad en cejas y pestañas.
  • Reduce considerablemente el tono oscuro de la base del parpado inferior mitigando las ojeras.
  • Además también disminuye el volumen de las bolsas de los ojos.
  • Se puede utilizar en pieles acneicas por ser un aceite con facultades antimicrobianas.

El aceite de ricino como laxante.

Tradicionalmente se ha dispensado el aceite de ricino como purgante era considerado uno de los mejores purgantes que se conocían en aquel momento.

El preparado de aceite de ricino se distribuía en las oficinas de farmacia, como un laxante de gran efectividad, con sabor algo nauseabundo que provocaba vómitos, siendo su olor desagradable característico del ricino.

De igual forma la tolerancia por vía digestiva era baja dado que era frecuente repetirlo.

Actualmente el aceite de ricino está casi retirado del mercado como purgante, se ha sustituido por otros compuestos laxantes farmacéuticos los cuales son menos irritantes.

El aceite de ricino normalmente no se ingiere puro por lo que su administración por vía interna esta formalmente desaconsejada si la dosis no es terapéutica.

El uso continuado de laxantes no es recomendable. Antes de prolongar el tiempo de toma de estos productos se debe de evaluar la causa del estreñimiento.

Las semillas del ricino tiene propiedades laxantes.
Las semillas del ricino tiene propiedades laxantes.

Es un aceite que posee bastantes aplicaciones beneficiosas para nuestro cuidado personal, entre ellas podemos encontrar:

Aceite de ricino para la piel y la cara.

Este aceite diferente a causa de las muchas propiedades que alberga entre la que destaca su acción emoliente, está indicado para pieles secas y envejecidas dado que las repara intensamente.

El aceite de ricino tiene la facultad de penetrar profundamente en la piel activando la síntesis de colágeno.

Por otro lado, mantiene la piel en unos niveles de hidratación adecuados y junto con los tocoferoles y ácidos grasos que lo componen, atenúa considerablemente los signos de envejecimiento.

La cantidad de aceite de ricino que se deber utilizar en la piel es muy pequeña, por un lado no se necesita más y por otro es un aceite denso, precisamente no es de los aceites que mejor se absorbe por la piel,  necesita ayuda con un pequeño masaje.

Por sus características físicas conviene mezclarlo con otros aceites más ligeros, como camelia, avellana, brócoli, cañamo, coco caprilate, semilla de uva, jojoba y nuez de macadamia y puede ser aceite portador de aceite esenciales.

Es un buen ingrediente para elaborar cremas hidratantes o nutritivas para pieles secas y mixtas.

Además por sus composición química es ligeramente analgésico, pudiendo ayudar a mejorar y aliviar los síntomas en casos de eccemas, herpes y quemaduras superficiales.

Aclara las manchas de hiperpigmentación ya sean ocasionadas por el sol u originadas por el trascurso de los años tanto de la cara, escote y manos.

Finalmente comentar que el aceite de ricino es adecuado para evitar y reducir las estriás.

Aceite de ricino para el acné.

El ácido ricinoleico es un agente antibacteriano, antifúngico y reduce la inflamación uno de los síntomas más importantes en el acné, por lo tanto ayuda a combatirlo.

El acné una de sus características es el desequilibrio entre bacterias que se encuentran en la piel.

El aceite de ricino es antimicrobiano por lo que puede ayudar a regular este desequilibrio microbiano.

Aceite de ricino para las ojeras.

En caso de ojeras resulta bastante eficaz al mejorar la circulación sanguínea de los capilares.

Forman un equipo estupendo para esta zona del rostro el aceite de aguacate y aceite de ricino.

Aplicar este tandem dará visibles resultado. A la mañana siguiente se verán reducidas las ojeras, además como el aceite de aguacate es un gran humectante ayuda a mejorar toda la zona.

La constancia y la rutina son los mejores aliados.

Solo una gota de aceite de ricino en una gasa o algodón para poner en la parte inferior del parpado reducirán las ojeras.

Otras formas eficaces de usar el aceite de ricino para tratar ojeras es poner una gotita del aceite en el dedo anular, a continuación dar pequeños golpecitos, desde el inicio del parpado inferior cerca del lagrimal hacia la parte externa del ojo.

También es importante realizar movimientos como si estuviéramos tocando el piano con cuatro dedos respetando cierta distancia entre dedos y el párpado, se protegerá la no entrada en el ojo de aceite de ricino.

El aceite de ricino es excelente para las ojeras.
El aceite de ricino es excelente para las ojeras.

Aceite de ricino para cejas y pestañas.

Se emplea en cejas y pestañas débiles o poco pobladas con la intención de fortalecer y aumentar la población.

Previa limpieza y secado aplicamos aceite de ricino en las pestañas o cejas hasta la raíz, con muchísimo esmero de que no entre nada de aceite en el interior del ojo.

Efectuado este proceso se pasa un algodón o gasa con agua caliente. Es mejor aplicar el aceite por la noche el mejor momento es cuando se descansa dado que los resultados son mejores.

Si es posible utilizar una gasa, el algodón a veces se deshilacha un poco.

Aceite de ricino para las uñas.

Aplicar aceite de ricino en las uñas hidrata la cutícula al mismo tiempo las fortalece.

Se puede aplicar directamente realizando un suave masaje con los dedos desde la base hasta el límite final de la uña, de esta forma ayudaremos a que penetre.

Otro forma de aplicar es sumergir las uñas en el propio aceite de ricino dónde previamente habremos añadido un poco de vitamina C, o unas gotas de limón.

Otro remedio casero es combinar aceite de ricino más aceite de borraja. Se sumerge las uñas durante unos diez minutos en estos dos aceites.

El aceite de ricino da vigor a las uñas. Se puede realizar el baño de uñas una o dos veces por semana.

El mejor aceite para el tratamiento de uñas es el de ricino.
El mejor aceite para el tratamiento de uñas es el de ricino.

Aceite de ricino para el cabello.

Es un aceite ideal cuando los cabellos están dañados y las puntas abiertas además hidrata el cabello seco.

Protege al cuero cabelludo de posibles afecciones capilares por su acción antibacteriana y antifungica, incluso tiende a fortalecerlo.

Su contenido en ácidos grasos repara las fibras capilares y elimina la caspa.

En definitiva resguarda el cuero cabelludo frenando su caída, al mismo tiempo que le da brillo y suavidad.

Los champús caseros o aquellos que están hechos por la industria, se les puede añadir un poco de este aceite vegetal para contrarrestar los efectos producidos por los agentes químicos, así como el impacto que ejerce sobre el cabello el agua de la piscina y del mar.

Las características físicas de este aceite, su densidad lo pegajoso que es, hace necesario medir o pesar la cantidad de aceite que se va a usar para tratar el cabello, después hay que lavarlo muy bien.

Tradicionalmente se le han atribuido propiedades anticaída a parte de favorecer el crecimiento capilar.

Aceite de ricino para talones, callosidades y codos.

En verano las zonas más expuestas al aire libre son las que más se secan, por lo tanto necesitan dedicarles un poquito más de cuidados.

Masajear con aceite de ricino los talones hará que mejore su aspecto rugoso y agrietado dándoles suavidad e hidratación.

Poner un poco de aceite de ricino en las callosidades y masajear aliviará la inflamación y las molestias.

¿Dónde se usa el aceite de ricino?

Es un aceite con muchas aplicaciones de hecho, con el se fabrican plásticos, lacas industriales para pintar coches, vigas de hierro, madera etc, lubricantes, aceite para la industria y hasta hace años su uso se extendió hasta utilizarlo como combustible.

Recorremos los diversos sectores industriales dónde se usa con gran rendimiento.

En la industria cosmética.

El aceite de ricino es un recurso natural en la fabricación de barras de labios, jabones, geles, productos dermocosméticos, preparados capilares, para baño, pestañas, cejas, tratamientos faciales, desodorantes, lápiz de ojos y laca para el cabello

En el sector farmacéutico.

El aceite de ricino forma parte de compuestos farmacéuticos que favorecen la cicatrización de heridas ya sean por presión, fricción o traumáticas.

Además el aceite de ricino es un ingrediente más, en la composición de formulas magistrales farmacéuticas terminadas, con destino a mejorar la cicatrización de escaras por presión (de cubito) o rozamiento y úlceras varicosas.

Con él se elaboran pomadas, cremas, apósitos y jarabes.

En la elaboración de jabones artesanales.

Es un buen aceite en la elaboración de jabones artesanales por la capacidad de nutrir e hidratar la piel.

Además los jabones hechos en parte con este aceite están especialmente indicados para la limpieza de pieles acneicas.

El aceite de ricino acelera la traza, al jabón le proporciona cierta dureza. Sin embargo no es recomendable utilizar más de un 5% de aceite de ricino en el proceso de elaboración de jabones artesanales, principalmente porque aumenta la fase de desgaste del jabón, al lavarnos tenderá a deshacerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *