Cómo hacer crema o ungüento casero antiinflamatorio

como hacer crema o unguento casero antiinflamatorio

Crema o ungüento antiinflamatorio.

¿Cómo hacer crema o ungüento casero antiinflamatorio?, no es complicado ni laborioso ni se necesita mucho tiempo para elaborarlo, eso si debemos tener paciencia y un poco de tiempo.

La naturaleza nos ofrece algunas plantas clasificadas como medicamentos tradicionales, y estas pueden ayudar a aliviar algún tipo de afección leve.

Entre las plantas con mayor aplicabilidad para tratar dolores de espalda, contusiones, torceduras, hematomas, golpes, dolor articular y contracturas se encuentran el árnica montana y la raíz de harpagofito.

Raíz de Harpagofito.

Diferentes estudios realizados in vivo con extracto de raíz de harpagofito demuestran su actividad antiinflamatoria y analgésica provocados por impulso mecánico, químico o por calor.

El principal responsable de este efecto es un iridoide presente en Harpagophytum procumbens, denominado harpagósido .

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) admite la raíz de harpagofito como aplicación tradicional para atenuar los dolores articulares leve.

Árnica montana.

Considerada planta medicinal tradicional siendo muy apropiada cuando hay inflamación y esta va acompañada de dolor. Esto se debe a la acción antiinflamatoria del árnica.

La acción antiinflamatoria y analgésica que presenta esta especie vegetal se debe a la presencia de helenalina.

El árnica montana se debe emplear con la piel intacta, es decir no se recomienda su aplicación tópica en heridas abiertas ni en úlceras.

El uso de árnica está recomendado en caso de torceduras, hematomas contusiones, dolor muscular por sobre esfuerzo.

Debido a las propiedades de estas dos plantas vamos a confeccionar una crema para tratar este tipo de afecciones. Por eso vamos a describir cómo hacer crema o ungüento casero antiinflamatorio. ¡Vamos a ello!.

como hacer crema o unguento antiinflamatorio
Esta crema o ungüento es ideal para tratar alguna afección leve por deporte.

Cómo hacer crema o ungüento casero antiinflamatorio.

Si decidimos hacer nosotros mismos una crema o ungüento casero podemos aprovechar las cualidades que nos ofrece dos plantas con reconocidas propiedades medicinales tradicionales.

Dependiendo de la zona geográfica se utiliza el árnica o el harpagofito.

En la actualidad en medicina tradicional asocia la raíz de harpagofito y la flor de árnica, de tal forma que se potencian los efectos y se consigue incrementar las propiedades que ya tienen.

Este remedio natural es bastante útil para tratar esguinces, hematomas, contracturas musculares, contusiones, dolores articulares, lumbalgia y tirones musculares.

La Agencia del Medicamento en su base de datos recoge la ficha técnica como medicamento el extracto de harpagofito y gel de árnica.

Otras plantas con efecto antiinflamatorio.

La naturaleza nos ofrece varias especies herbáceas con propiedades antiinflamatorias entre ellas encontramos:

  • Hamamelis (Hamamelis virginiana L.)
  • Manzanilla común (Matricaria recutita L.).
  • Uña de gato (Uncaria tomentosa DC.)
  • Sauce (Salix sp.)

Conocer las plantas es acercanos un poquito al mundo de la fitoterapia. Ya en el siglo I Discórides definió y describió el uso de unas 600 plantas y de estas sus propiedades, e incluyó su forma de uso.

plantas antiinflamatorias
La manzanilla es una excelente planta antiinflamatoria.

Ingredientes para hacer ungüento con árnica y harpagofito.

Con esta crema o ungüento se puede dar masajes en la zona lumbar para tratar molestias localizadas en brazos, piernas, espalda   e incluso para reducir la formación de hematomas causados por golpes.

Materiales:

  • Un peso.
  • Un recipiente que aguante el calor (vaso precipitado)
  • Un cazo o cacerola pequeña.
  • Una cuchara, varilla o tenedor.
  • Alcohol 70 vol.
  • Un tarro con tapa.

Ingredientes para 100 gramos aproximadamente.

Fase 1

Fase 2

Elaboración:

Lavamos todos los materiales y los secamos, ya secos les pulverizamos alcohol y lo dejamos secar a su ritmo.

Ponemos la fase 1 en un recipiente al baño maría, movemos hasta disolver bien la cera de abejas y que se forme la unión con el aceite.

Una vez hecha la unión de la fase 1 la retiramos del fuego, seguimos batiendo la mezcla durante 2 minutos y es aquí cuando incorporamos los aceites de árnica y harpagofito y no dejamos de batir.

Ya juntos todos los ingredientes incorporamos el ungüento a un tarro con carácter definitivo y lo metemos en el frigorífico para que solidifique.

Ya tenemos listo nuestro ungüento o crema de árnica y harpagofito para utilizar.

La raíz de harpagofito puede encontrarse en farmacias en formas farmacéuticas como cápsulas o comprimidos, geles o extractos.

El árnica montana se encuentra en forma de pomada o ungüento.

Los aceites de árnica montana y de raíz de harpagofito podéis hacerlo o comprarlo en cuanquier tienda especializada en aceites.

las mejores plantas antiinflamatorias como hacer crema o ungüento antiinflamatorio
En toda época del año nos puede servir esta crema antiinflamatoria.

Contraindicaciones de crema o ungüento de aceite de árnica y raíz de harpagofito.

No debe ser administrado en aquellas personas que han demostrado sensibilidad ya sea a la raíz de harpagofito como a la planta herbácea de árnica montana.

Esta crema antiinflamatoria suele tolerarse bien aún así conviene hacer una pequeña prueba descartando posibles alergias.

Se toma un poquito de nuestra crema casera y se aplica en el antebrazo frotando un poco para que penetre bien, se deja pasar 48 horas comprobando si ha producido algún síntoma en el piel.

Webgrafía:

Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios. www.aemps.gob.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.